Buscar

Tocando la batería quemarás calorías

Burke interpretó una rutina de canciones durante 90 minutos, el tiempo aproximado de un concierto, durante los cuáles se estimó que el baterista quemó entre 400 y 600 calorías.

Tocando la batería quemarás calorías
Sheila Escobedo, famosa baterista de Prince.
Sheila Escobedo, famosa baterista de Prince.

Firma

Cristina Goás

Cristina Goás

Gestiona Melovida y dirige Presto Vivace, desde donde desarrolla la investigación musical y su aplicación a través de dispositivos tecnológicos. También se encarga de formar y crear nuevos talentos.

lem Burke, el legendario baterista de Blondie, participó en un experimento dirigido por el doctor Marcus Smith de la Universidad de Chichester, Inglaterra, en el departamento de medicina deportiva. En él, Burke interpretó una rutina de canciones durante 90 minutos, el tiempo aproximado de un concierto, durante los cuáles se estimó que el baterista quemó entre 400 y 600 calorías.

El estudio estima que esta es la misma cantidad de calorías que quema en una hora un futbolista profesional, y a modo de comparación, un trabajador de oficina quema tan sólo unas 100 calorías cada hora en sus actividades normales. Más que encumbrar las capacidades físicas de los bateristas, el estudio busca desarrollar nuevos programas para ayudar a los niños a bajar de peso y combatir la obesidad, además de crear programas de nutrición acordes a las necesidades físicas de los músicos.

Es absolutamente cierto que los bateristas quedan en el estudio en el nivel de rendimiento físico de atletas, Smith y los investigadores midieron el ritmo cardiaco y consumo de oxígeno de Burke, a la vez que los niveles de ácido láctico en la sangre. El ritmo cardiaco de Burke se mantuvo entre 140 y 150 latidos por minuto, pudiendo aumentar hasta 190, un nivel semejante, según los expertos, al de los deportistas profesionales.

Pero a diferencia de los futbolistas, que puede nstener el ritmo cardiaco a 190 latidos por minuto durante 90 minutos, un par de veces por semana, es decir, por partido, un baterista debe sostener este nivel de desgaste físico varias noches a la semana, en ocasiones en un país diferente cada noche, aunado a una alimentación y costumbres cotidianas que las leyendas afirman muy diferentes a las de los deportistas de élite.

En cualquier caso, el resto de los mortales podemos aprender a tocar la batería a nivel "amateur" para disfrutar de este instrumento tan atractivo y ponernos en forma quemando calorías y adelgazando mientras lo tocamos. Las escuelas y academias de música disponen de instalaciones adecuadas para entrenar sin por ello ocasionar molestias a nuestros vecinos, además en estos últimos años también se venden baterías electrónicas que disponen de cascos para poder estudiar sin molestar.