Buscar

Soy Penélope, sentada en un banco: miro las vías del tren y me quedo pensando

El teléfono detuvo el tiempo, el invierno llegó de repente. La nieve se llevó el mes de mayo, se lo llevó para siempre. Se borró mi sonrisa, me quedé sin aliento...

Soy Penélope, sentada en un banco: miro las vías del tren y me quedo pensando
El tren sin retorno. / Maribel Zamudio
El tren sin retorno. / Maribel Zamudio

Firma

Maribel Zamudio

Maribel Zamudio

Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad de Santiago de Compostela. Profesor de español, traductor-intérprete jurado francés - español. Colaboradora de MUNDIARIO.

¿Cuántas vidas hay que vivir para que tu ausencia no lastime? ¿Cuántos caminos he de recorrer para poder encontrarte? ¿Cuántas horas debo todavía esperar para que vuelvas a buscarme?

Me veo en diciembre. Soy Penélope, sentada en un banco: miro las vías del tren y me quedo pensando. La vieja campana ya no da las horas. Perdí la voz, perdí el reloj. Hoy, como siempre, te sigo esperando.

El teléfono detuvo el tiempo, el invierno llegó de repente. La nieve se llevó el mes de mayo, se lo llevó para siempre. Se borró mi sonrisa, me quedé sin aliento. Perdí mi brújula y a mis amigos. Perdí mi casa y mi vida. Perdí todos mis sueños. 

Desperté temblando en una ciudad del norte. Te soñé en mi calle, te imaginé en enero. Viajé al fin del mundo, me dormí en febrero. Me ahogué en un lago gris y las sirenas me llevaron lejos, muy lejos.