Buscar

Serie sobre la formación y ampliación de los Estados Unidos (XVI)

Continúa la descripción de los componentes y hechos más significativos del Lejano Oeste como los mexicanos, chinos, ranchos, vaqueros, indios, que marcaron una forma de colonización distinta.

Serie sobre la formación y ampliación de los Estados Unidos (XVI)
Far West.
Far West.

Firma

Juan Ramón Baliñas Bueno

Juan Ramón Baliñas Bueno

Economista. Colaborador y analista económico de MUNDIARIO.

 

MUNDIARIO.COM: ENLACES RECOMENDADOS

>abogados en malaga > depuracion de gases > equipos de combustion > seron jamones checa

Los estados que en un principio eran españoles pasaron a México cuando Nueva España logró la independencia. Posteriormente México y Estados Unidos tuvieron una guerra por esos territorios y alcanzaron la paz mediante el tratado de Guadalupe Hidalgo, por el que se repartían el territorio con frontera en el río Grande.

En los territorios anexionados al este de río Grande los mexicanos que los ocupaban fueron considerados por ley ciudadanos y respetadas sus posesiones en un principio, luego la ley permitía fraudes y discriminación racial.

En 1870 los barrios ocupados por  mexicanos se habían formado en torno a la iglesia, editaban sus periódicos en español pero eran despreciados, sus sueldos eran bajos y se les presionaba para que adquiriesen la cultura norteamericana. En 1869 el estado de Wyoming otorgó el voto a las mujeres.

Los chinos

Los ciudadanos chinos llegaron a la costa oeste americana alrededor de 1882 escapando del hambre. Hasta 1854 habían llegado a California más de 300.000 a lo que ellos llamaban “la montaña dorada”, Estados Unidos.

Sus empleos más regulares eran construir el ferrocarril, minería y cultivar frutales. En las ciudades formaron los “Chinatown” como en San Francisco. Barrios para ellos con todos los servicios, pronto empezaron con el negocio de las lavanderías, casas de juego y prostíbulos,

Dado que en todo el oeste había pocas mujeres ellos se encargaron de lavar la ropa de los mineros, después la de todos.

En 1882 debido a una caída de salarios, se promulgó la Chinese Exclusión Act, prohibiendo la entrada a Estados Unidos de los Chinos excepto los profesores, estudiantes, visitantes turistas y comerciantes.

Los ranchos

Los primeros ranchos se desarrollan en el sur de la nación en California y Texas. A imagen de los ranchos españoles y mexicanos de donde eran los primeros vaqueros.

Después se extendieron por las grandes praderas de Kansas, Colorado, Montana, Wyoming, Dakota, en las que pastaban los “longhorn” el ganado de cuernos largos de los ranchos tejanos desarrollados sobre todo después de la Guerra de Secesión para abastecer de carne al este.

El animal se marcaba con un hierro al rojo con la marca del propietario. Se les dejaba pastar libremente y en el “rodeo” se les recogía para conducirlo a las ciudades ganaderas y desde allí embarcarlos a este, a Chicago.

Pero también había muchas dificultades. Los inviernos duros padecidos, los cuatreros que robaban el ganado sin marcar (mavericks) y los marcados, el alambre de espino para proteger la agricultura, introducido en 1880, que ocasionó enfrentamientos y muertes.

Los grandes ranchos como el de John Chisum, que llegó a tener 80.000 cabezas de ganado fueron desapareciendo, cada vez eran más pequeños aunque se quedaron con las mejores tierras.

Los vaqueros

Los vaqueros eran jinetes muy preparados, resistentes para trasladar el ganado, generalmente jóvenes y de poco estudio. Cubrían más de 20 kms. diarios por un salario de 30 dólares al mes arreando las reses en las peligrosas cañadas del lejano oeste.

Los primeros caballos fueron introducidos por los españoles en el siglo XVI concretamente en el oeste. Los primeros en Nuevo México, Arizona, California y después en Colorado, Utah, Nevada, Wyoming, Idaho, Montana y Oregon, donde en algún caso, todavía podemos ver caballos libres.

Los indios

En un principio los nativos americanos utilizaban el perro como animal de transporte para sus tiendas y enseres. Cuando vieron los caballos de los españoles no tuvieron duda de que era lo que necesitaban.

Capturaron algunos en la revolución de los indios Pueblo en 1680, en Nuevo México, y los Navajo, Apache, Comanche y Ute ya tuvieron caballos. Más tarde otras tribus les robaron a estas, los caballos se extendieron por las grandes llanuras y prácticamente a finales del siglo XVIII ya los tenían todas las tribus indias.

El caballo era un elemento imprescindible para los nativos americanos. Símbolo de riqueza con él podían cazar mejor el búfalo, verdadero sostén de la vida de los indios del que utilizaban todo. También como medio de transporte y para ir a la guerra.

El caballo también era fundamental para los pioneros, tiraban de las carretas. Para el vaquero era su posesión más importante.

Lo adquirían después de haber estado tres años en libertad, llamados “mustang”, luego lo domaban y adiestraban para arrear el ganado, algunos rancheros los soltaban para favorecer el cruce de ellos en libertad.

Al llegar los vehículos motorizados tendió a desaparecer, pero se creó una ley “Wild Free-Roaning Horse and Burro Act” para su protección.