Buscar

El Ficcionario sienta a los bancos en el banquillo de los acusados

Los bancos que, entre otras cosas, trafican con el dinero robado y permiten, sorteando las fronteras, pasarlo de un sitio a otro para esconderlo, son cómplices directos de la escoria corrupta y defraudadora.

El Ficcionario sienta a los bancos en el banquillo de los acusados
Banco en llamas, de Alex Schaefer.
Banco en llamas, de Alex Schaefer.

Firma

Luis Calero

Luis Calero

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Salamanca. Profesor de filosofía, ha publicado Catecismo pedagógico (Ed. Aguaclara, 1999), Ficcionario (Ed. Aguaclara, 2006) y Absurdo literal (Ed. Neopàtria, 2015). Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección El Ficcionario Ortográfico.

El Ficcionario opina esta vez sobre uno de las aspiraciones máximas que dan sentido a la vida: el afán de riqueza. Y, sin relación con ello, termina hablando sobre la importancia de la alimentación y el papel del hierro.

henriquecerse. Acción por la que Henry se está forrando. Falta saber si se trata de ganancias lícitas o ilícitas. El enriquecimiento lícito es el que, respetando la observancia de las leyes, repercute de forma beneficiosa en la sociedad. Dejando a un lado el que excepcionalmente sobreviene a quien le toca la diosa Fortuna o los juegos de azar, se trata, en definitiva, de aquél que proviene de una actividad económica que produce bienes necesarios, genera empleo digno (puestos de trabajos que permiten vivir bien a las personas), no destroza el medio ambiente y ayuda a corregir desigualdades mediante el pago de los correspondientes impuestos. Sin embargo, el afán de enriquecimiento es hoy percibido, por lo general, como una conducta estigmatizada, dado que las referencias dominantes de personas ricas son, demasiadas veces, empresarios sin escrúpulos, especuladores de bolsa, ladrones de guante blanco, depredadores de la naturaleza, traficantes mafiosos o políticos corruptos.

henzima. Proteína que cataliza las reacciones bioquímicas del metabolismo de Henz.

herbir. Cocer hierbas. Dejando reposar unos minutos el caldo, es el procedimiento habitual para preparar infusiones.

hermétrica. Chica muy reservada respecto de sus medidas, que resultan secretas o impenetrables. No tardarán en sacar alguna aplicación informática para desvelarlas.

hermita. Capilla erigida en honor al dios Hermes, entre otras muchas cosas (se trata de una divinidad pluriempleada), dios del comercio y también del robo. Hermes era el dios de los ladrones debido a su astucia y perspicacia, y también porque la misma noche en que nació se fugó para robar el ganado de su hermano mayor, Apolo. En cierto sentido, no resulta descabellado afirmar que los bancos actuales, al traficar con dinero robado sorteando las fronteras para pasarlo de un sitio a otro y esconderlo, son las genuinas hermitas de nuestro tiempo. Y a ellas terminan por acudir, para recibir su auxilio cómplice, nuestra escoria corrupta y defraudadora. Así no extraña el lenguaje religioso empleado por Marta Ferrusola, esposa de Jordi Pujol, para ordenar a la Banca Reig de Andorra (ahora Andbank) el movimiento de dos millones de pesetas (12.000 euros) de sus cuentas: Presentándose como la "madre superiora de la Congregación", quería traspasar "dos misales" a la "biblioteca del capellán de la parroquia". La pregunta, entonces, es: ¿A quién deben servir los bancos, al interés general de la sociedad o a los delincuentes de cuello blanco? Porque, para colmo, en nuestro país han concurrido además singulares circunstancias agravantes como que el gobernador del Banco de España, Mafo, pese a ser advertido, ignorase la inviabilidad de la salida a bolsa de Bankia, o que se pusiera al frente de los propios bancos a consumados delincuentes económicos como Blesa o Rato. No estaría de más, pues, antes de que las víctimas de todos estos atracos se tomen la justicia por su mano, realizar un proceso a la banca y al sector financiero para determinar su responsabilidad en la crisis económica y que respondan por ello.

hermozo. En algunas partes de Andalucía, dícese del joven soltero y guapo.

herosionar. (angl.). Desgastar el buen nombre de un héroe. Este proceso de deterioro, bien que se lo ha buscado Rodrigo Rato, presentado durante un tiempo como el mejor ministro de Economía de la historia de España.

herotomanía. (angl.). Trastorno mental caracterizado por que quien lo padece se considera un héroe sexual y amoroso.

herrabundo. Herrante.

herradicar. Quitarle hierro a un asunto. O Fe a un mineral, como de alguna forma le sucede a la pirita cuando se la tuesta para obtener ácido sulfúrico.

herrante. Aplícase a la persona que antaño iba de un lado a otro poniendo las herraduras a las caballerías.

herróneo. Dícese del diagnóstico que, de forma equivocada, achaca una anemia a la falta de hierro.

hertzaina. Miembro de la policía autónoma vasca experto en medir la frecuencia de ondas y vibraciones de tipo electromagnético.

hervíboro. Animal que, antes que de hierbas, prefiere alimentarse de víboras.

hervicida. Sustancia química que sirve para matar los vicios.

hervívoro. Animal que rehúye alimentarse de hierba cruda y la prefiere hervida.

hervoristería. Tienda donde las personas faltas de algún hervor pueden adquirirlo. Por poco dinero.