Buscar

El Ficcionario reviste de esfuerzo intelectual a los majos y majas desnudos

La psicopedagogía imperante ha oficializado un concepto del aprendizaje que prima el desarrollo de la dimensión socio-afectiva sobre la cognitiva y se asienta sobre actividades fundamentalmente lúdicas y motivantes.

El Ficcionario reviste de esfuerzo intelectual a los majos y majas desnudos
La Maja (Homenaje a Goya), de Sergio Hernández.
La Maja (Homenaje a Goya), de Sergio Hernández.

Firma

Luis Calero

Luis Calero

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Salamanca. Profesor de filosofía, ha publicado Catecismo pedagógico (Ed. Aguaclara, 1999), Ficcionario (Ed. Aguaclara, 2006) y Absurdo literal (Ed. Neopàtria, 2015). Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección El Ficcionario Ortográfico.

La polémica, un tanto absurda, en torno a los colores de la camiseta de la selección y algunos ecos de la discusión política reciente se cuelan en los aledaños del comentario principal que, sobre el papel del esfuerzo en la educación, esta semana vierte el Ficcionario.

lusación. Dislocación de un hueso por tierras de Portugal.

lusómetro. Aparato que mide la convicción e intensidad patrióticas de los portugueses.

luxenburgués. Dícese del nativo de un pequeño gran-ducado de Europa Central que durante los inicios de la Revolución rusa, de los que ahora justamente se cumplen cien años, contribuyó decisivamente a derrocar a la burguesía aplicando la contundente consigna de dislocar, mediante puños y patadas, la estructura ósea de los miembros de la clase dominante.

luxtro. En astronomía, espacio de tiempo correspondiente a cinco años luz. A casi un luxtro de distancia (4,22 años luz) se encuentra Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sol.

madrhiguera. Escondrijo en el tronco de una higuera que sirve de refugio para algunos animales.

madrhugón. Circunstancia de haberse levantado Hugo desusadamente temprano.

maextra. Profesora de clase superior, aunque se dedique a la enseñanza primaria.

magalche. De la isla de Magadascar.

magestad. Sutil apelación a la reina para que se quede embarazada. Un guiño frecuente entre monárquicos impacientes que desquicia a los republicanos, aunque sea por interés, celosos en este caso del buen uso lingüístico.

magnanimiedad. Una gran pequeñez.

mahlerir. Herir gravemente a Mahler.

mahousoleo. Sepulcro monumental en el que se entierra a los bebedores ilustres de cerveza  Mahou.

májico. Efecto maravilloso -incitador de la suerte- que algunas personas supersticiosas atribuyen a los ajos.

majisterio. Ejercicio de la actividad docente que postula como principal objetivo que los niños aprendan a ser majos y las niñas, majas. Esto tiene que ver, en lo básico, con un concepto del aprendizaje que en lo teórico prima el desarrollo de la dimensión socio-afectiva sobre la cognitiva y, en la práctica, se asienta sobre actividades fundamentalmente lúdicas y motivantes; lo cual, si bien resulta pertinente durante la etapa infantil, unido a la larga a la poca consideración social del deber y del esfuerzo, impide que muchos alumnos adquieran los necesarios hábitos de trabajo y valoren la importancia del saber en sí mismo considerado. De manera que, si algo aprenden estos alumnos -que nadie ha dicho que sean tontos- es que, a la hora de pasar de curso, el factor “conocimiento” y el factor "trabajo personal" son escasamente relevantes. Seguramente, uno de los errores más graves que cometen algunas pedagogías modernas consiste en suponer de forma generalizada que es posible aprender sin una dosis importante de esfuerzo personal; cuando, precisamente, es en un maridaje bien compensado entre el factor inteligencia y el factor trabajo donde reside la clave del éxito académico. Ya puede tener uno muy buenas capacidades: si no las ejercita porque su voluntad se encuentra en huelga indefinida, para el caso es como si no las tuviera. El "puedo, pero no quiero" (porque no me da la gana o no me apetece)  es una actitud tipo que merece la más enérgica reprobación, y tal vez sea la única circunstancia en la que suspender a un alumno deja al profesor con la conciencia tranquila.        

malavarista. 1. Destreza y habilidad para ser avaro sin parecerlo. 2. Arte de los que en Álava realizan juegos de equilibrismo para mantenerse equidistantes entre los independentistas y los españolistas.

malba. Color del espectro visible en el cielo durante el tiempo que transcurre desde que el día comienza a clarear hasta que sale el sol. Cuando el día no está nublado, su combinación con los tonos rojizos y anaranjados, por el simbolismo que entraña de amanecer republicano, desagrada al gobierno. Exactamente lo mismo que le sucede con las nuevas camisetas de la selección española de fútbol. Así que o el gobierno cambia de perspectiva al despertar o nosotros despertamos y cambiamos de gobierno. @mundiario