Buscar

Las redes sociales contagian los buenos hábitos

Un reciente estudio revela el poder que ejercen las tecnologías comunicacionales para que las personas decidan ser más saludables.

Las redes sociales contagian los buenos hábitos
Corredores. / Pixabay.
Corredores. / Pixabay.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

La investigación presentada por Nature Communications revela que las personas se deciden a llevar una vida más saludable por el poder que ejercen las redes sociales en su vida. El estudio fue llevado a cabo por Sinan Aral y Christos Nicolaides, dos investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Los científicos sentían curiosidad por el llamado contagio social, en donde las personas ven lo que el otro hace y se “infectan” con las ganas de hacer lo mismo. Pero con la diferencia, de enfocar el estudio en el poder que están adquiriendo las redes sociales y el boom fitness que se apodera de todo el mundo. Pero los científicos decidieron desconfiar del ejercicio que muchos dicen hacer, y tomaron sus datos de los wearables, que los corredores llevan para saber las estadísticas del ejercicio que realizan.

La muestra que recolectaron es inmensa, un total de 1,1 millones de corredores, que en cinco años han recorrido 350 millones de kilómetros. Así mismo, accedieron a sus redes sociales para verificar las conexiones que han desarrollado los corredores, en donde encontraron que habían logrado 3,4 millones de vínculos.

Los datos analizados demuestran que el ejercicio es socialmente contagioso. “Revelamos un mecanismo de comportamiento que pude explicar las correlaciones de obesidad y felicidad halladas en trabajos anteriores; nuestros resultados indican que unas estrategias de intervención social que tengan en cuenta los efectos de contagio entre amigos, podrán propagar el cambio de comportamientos en las redes sociales de modo más eficaz que las teorías que ignoran el derrame social”, indicó el equipo del MIT.

Así mismo, encontraron que las mujeres y los hombres contagian a los hombres para hacer ejercicio; pero solo las mujeres contagian a otras mujeres para animarse a hacer ejercicio. Los científicos del MIT lograron demostrar el poder que ejerce las redes sociales en un ámbito tan lejano a su objetivo como lo es el de la salud. Además, los señalan como un espectro ideal para relacionarse y ejercer cierta influencia en otros.