Buscar

La prótesis con piel artificial que genera su propia energía

Las nuevas tecnologías están permitiendo innovar en el campo de la salud, especialmente para las personas que han perdido un miembro de su cuerpo.

La prótesis con piel artificial que genera su propia energía
Ravinder Dahiya, investigador, posando con la prótesis con piel artificial. / Universidad de Glasgow.
Ravinder Dahiya, investigador, posando con la prótesis con piel artificial. / Universidad de Glasgow.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO.

Un equipo de ingenieros y científicos del grupo Electrónica Flexible y Tecnología de Sensores de la Universidad de Glasgow, desarrolló una piel artificial que puede generar su propia energía con ayuda de los sensores que ha incorporado el equipo dirigido por Ravinder Dahiya.

Los miembros protésicos de la nueva era, están adaptados con sensores que ayudan a medir la presión que las personas ejercen, emulando el comportamiento que tiene la piel y les permite, a sus usuarios, agarrar cosas blandas si aplastarlas. El miembro desarrollado por el equipo de Dahiya, es capaz de producir electricidad y mantenerse cargado gracias al grafeno, el material del futuro.

La forma de carbono, le permite al miembro ser fuerte, flexible y transparente, dotándolo de excelentes sensores para promover su funcionamiento. Con el grafeno, el equipo pudo crear una piel artificial que pudiera absorber la energía solar por medio de las células fotoeléctricas, que están situadas debajo del material. La piel, es capaz de producir sin mayor dificultad, los 20 nanovatios de electricidad que necesita para funcionar.

La electricidad restante que no es consumida por los sensores, es utilizada para recargar las baterías y aumentar su autonomía. Sin embargo, el equipo planea subir el nivel y crear otra piel artificial que sea capaz de generar completamente sola la energía necesaria para que los motores de la prótesis funcionen, convirtiendo a la prótesis en autónoma. Así mismo, el equipo prevé aplicar las técnicas en 3D para producirlas en masa y con un precio razonable para los consumidores. La nueva prótesis es una avance más entre el campo de la tecnología y la salud, que se unen para mejorar la calidad de vida de los seres humanos.