Buscar

Periferia de un sueño: los dibujantes homenajean al cineasta Pier Paolo Pasolini

La obra del director italiano sirve de estímulo a varios dibujantes para transformarla en ilustraciones, en un evento que se celebra en Reus y Tarragona.

Periferia de un sueño: los dibujantes homenajean al cineasta Pier Paolo Pasolini
Pasolini. / El chico triste
Pasolini. / El chico triste

Firma

Francisco Puñal Suárez

Francisco Puñal Suárez

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Periodista y fotógrafo. Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección FOTOCLICK

Caricaturistas de varios países rinden homenaje al cineasta italiano Pier Paolo Pasolini con la exposición “Periferia de un sueño”, que será inaugurada el 14 de julio a las 19 h en un espacio emblemático e histórico de la ciudad de Reus, el Centre de Lectura, ubicado en Carrer Major, 15, provincia de Tarragona. Esta muestra, compuesta de once ilustraciones, pretende ser un homenaje al arte visionario de Pier Paolo Pasolini desde la perspectiva del dibujo, la caricatura y el cómic, disciplinas hermanadas con el cine, terreno creativo de Pasolini. Se conocerá más a fondo la figura de Pasolini gracias al arte de Jésica Cichero, David Pablo Pugliese, Marilena Nardi, Kap y Elchicotriste, quienes ilustrarán nueve de sus películas y dos cortometrajes. La exposición está coordinada por Miguel Villalba, alias Elchicotriste.

Los filmes que son reinterpretados por los dibujantes son los siguientes: Accatone (1967), El Evangelio según San Mateo (Il Vangelo secondo Matteo - 1964), Edipo Rey (Edipo Re - 1967), Las Mil y Una Noches (Il fiore delle Mille e una note -1974),  La Ricotta (1963), Pajaritos y Pajarracos (Uccellacci e uccellini - 1966),  ¿Qué son las nubes? (Che cosa sono le nuvole -1967),  Los Cuentos de Canterbury (I racconti di Canterbury - 1972), Saló o los 120 días de Sodoma (Salò o le 120 giornate di Sodoma -1975), Medea (1967), y  Las Mil y Una Noches (Il fiore delle Mille e una note - 1974).

 

Fragmentos de las imágenes de la expo Periferia de un Sueño, dedicada al cineasta italiano Pier Paolo Paasolini / Jésica Chichero

 

La exposición forma parte del evento  Festival Al3Mura ,  y que contempla además, proyecciones de documentales, recitales de poemas, conferencias, presentación de libros y conciertos, que se celebrarán en Reus y Tarragona, dedicados al cineasta italiano.

En cuanto al Festival Al3Mura, es la primera vez desde el año 2010 que se celebra fuera de Italia. En los años anteriores se ha celebrado en las ciudades italianas de Altamura (Provincia de Bari, Puglia, de donde es originario) y Matera (provincia del mismo nombre, en la región de Basilicata). Llega este año a Tarragona gracias a la colaboración entre la asociación cultural Etcètera, presidido por Oscar Ramírez Dolcet y el Movimiento Cultural Spiragli, que dirige Bartolomeo Smaldone.

MUNDIARIO ha  conversado con Oscar Ramírez Dolcet, presidente de la asociación cultural Etcètera:

– ¿Por qué se homenajea a Pasolini?

– Pensamos que es un personaje que ha dejado un gran legado cultural a nivel mundial y que no tiene la repercusión social que le correspondería. Se le recuerda básicamente por su trágica muerte cuando lo que nos debe quedar en la memoria es su gran creación literaria y cinematográfica. Además, el año pasado se conmemoró el aniversario de la muerte y nosotros queremos destacar su figura en todo momento, no porqué haya una fecha concreta.

– ¿Cuál es la sede natural del Festival?

– Al3Mura nace en la ciudad de Altamura, provincia de Bari, Italia, en el año 2010. Allí se fundó el Movimento Culturale Spiragli que es la entidad creadora del evento que, a día de hoy, ha celebrado cinco ediciones. Las cuatro primeras se hicieron en Altamura y la quinta en la ciudad de Matera. Precisamente allí, donde Pasolini grabó “El Evangelio según San Mateo”, nació la idea de hacer el festival dedicado a su obra y figura.

–¿Por qué el Festival Al3Mura sale de Italia, en esta ocasión?

– La idea inicial de Spiragli era que el festival Al3Mura se celebrase siempre fuera de Italia. Como indica su nombre, el evento debe ser “extramuros” y de ahí que, una vez se ha consolidado como evento, se decida celebrarlo ya fuera de Italia. Este primer año,  en Tarragona.