Buscar

Educación pide a la alta inspección un informe urgente sobre los libros de texto en Cataluña

El sindicato de profesores AMES denuncia el adoctrinamiento ideológico de los niños catalanes en los colegios.

Educación pide a la alta inspección un informe urgente sobre los libros de texto en Cataluña
Aula. / Pixabay
Aula. / Pixabay

Firma

Mapi Egea

Mapi Egea

Licenciada en Sociología y máster en Comunicación Política. Periodista. Colaboradora de MUNDIARIO.

Un estudio del sindicato Acció per a la Millora de l’Esnenyament Secundari (AMES) denuncia que en los libros de texto de secundaria catalanes se reduce a la mínima expresión los contenidos de geografía e historia española; se pone como ley principal al Estatuto de Autonomía; se da a entender que Cataluña es otro país de la UE o se convierte el Reino de Aragón en la inexistente “corona caltalanoaragonesa”

En algunos de los manuales estudiados por el sindicato, la ausencia de España es absoluta saltándose a la torera el currículo común de contenidos que se establece en la LOMCE. Los manuales de la editorial Santillana, por ejemplo, dedican 34 páginas a la geografía española y 4 a la de España mientras que tan sólo hacen referencia a los símbolos de Cataluña. La bandera, el himno o la fiesta nacional española directamente no aparecen.

Se dice que Cataluña es una región europea y al referirse a las instituciones de gobierno sólo se hace referencia al Parlament, al presidente del Govern y al Govern y se compara Cataluña con otros países europeos como Alemania, Italia o el Reino Unido.

Las barbaridades que se recogen en hasta siete editoriales distintas llegan al punto de rebautizar a Carlos I de España y V de Alemania como Carlos I de Castilla y de Cataluña-Aragón.

El capítulo de despropósitos es infinito, no sólo porque desdibuja la realidad geográfica e histórica de España, sino porque se presenta como un constante enfrentamiento entre España y Cataluña, en el que “España siempre actúa coartando las libertades, las costumbres, las tradiciones y la lengua propia de Cataluña” se asegura en el informe.

En definitiva, los estudiantes de secundaria catalanes estudian libros de texto plagados de planteamientos que sólo son defendidos por determinados partidos políticos, que lo hacen aunque no sean acordes con nuestra Constitución, por lo que en un Estado de Derecho, no se deberían enseñar en los centros educativos.

“No se puede querer lo que no se conoce” remata lacónicamente el estudio de AMES “Se dificulta que el niño pueda enterarse de que España realmente existe y, sobre todo, que se despierte en él un sentido de identidad española”.

El Ministerio de Educación ya ha solicitado un informe urgente a la alta inspección educativa, mientras que el sindicato denuncia, también, la falta de mecanismos para el control de los contenidos de la enseñanza en los centros a los que tanto dinero público se dedica, y proponen el establecimiento de evaluaciones externas iguales para todas las Comunidades autónomas, tanto al final de la Primaria como de la ESO. @EgeaPilar