Buscar

Méndez cierra las primeras cesiones gubernamentales con las comunidades

De acuerdo a los primeros acuerdos, las pruebas de ESO y Bachillerato no serán necesarias para titular, mientras que las de Primaria sólo se realizarán en algunos lugares.

Méndez cierra las primeras cesiones gubernamentales con las comunidades
íñigo Méndez de Vigo. / europaensuma.org
íñigo Méndez de Vigo. / europaensuma.org

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

La primera Conferencia Sectorial se alejó de la dinámica confrontativa que había tenido en ediciones anteriores. Los consejeros autonómicos e íñigo Méndez de Vigo y su equipo han abandonado el cónclave en menos tiempo que las veces anteriores y sin las caras largas acostumbradas. La reunión ha durado hora y media y ha bastado para acordar la estocada -cuando menos hasta que haya pacto educativo- de las reválidas tal y como las entendía la Lomce. En teoría ya no serán reválidas pues no serán necesarias para titular.

La reunión también dio luz verde para allanar el futuro pacto educativo, el cual obviamente también incluirá los avances ya avisados por el ministro. Se retira la opción de las pruebas de tercero y sexto primaria, limitándolas sólo a algunos centros educativos al igual que con la ESO. Ya no será forzosa para todos y todas las estudiantes de España, tal y como sucedió el año pasado.

La cartera de Educación también dignifica el título único de la ESO, sin depender ahora del plan del que dispongan los estudiantes: con la Lomce son Enseñanzas Académicas o Enseñanzas Aplicadas. Los papeles ya no proveerán la vía escogida, lo cual podía condicionar el futuro de varios alumnos. El Ministerio también ha logrado evitar que los y las estudiantes de FP Básica se quedaran en un punto muerto y les permitirán acceder a la ESO.

El pacto al que se ha llegado ha sido casi unánime. El consejero asturiano, quien ha tomado la palabra a nombre de las autonomías del PSOE, lo ha calificado de "el preludio de un nuevo periodo que tendría que culminar con un pacto". En cambio, entre los miembros del PP lo alcanzado ha sido "una sorpresa muy grata", especificó el responsable de Educación en Castilla y León.

Tan sólo Cataluña, Navarra y Euskadi han presentado objeciones bajo el pretexto de que este nuevo acuerdo invade las competencias autonómicas. "El Gobierno y las comunidades del PSOE han consensuado un decreto sin consultar con el resto", añadieron a su queja.

De acuerdo a la consellera, Cataluña tratará de mantener la Selectividad en el presente curso. Mertixell Ruiz ha pedido también la derrogación en el borrador de real decreto que fue debatido este martes sobre la disposición 38, una leve financiación a familias que no tengan acceso a una educación en castellano en la región. Su intento no tuvo éxito.

"Es un camino largo y con muchos obstáculos y hoy hemos resuelto el primero", aseguró orgulloso Méndez de Vigo. "No intentamos resolver todos los temas de la educación en España, sino dar certidumbre en torno al calendario y las evaluaciones. Hay otros temas muy importantes que serán objeto de un estudio más pormenorizado. Vamos a hablar de todo", dijo luego respecto a las opiniones divididas respecto a este acuerdo.

Condiciones de los exámenes

Las evaluaciones de Primaria, Bachillerato y ESO se mantienen, pero serán intervenidas por unas cuantas cesiones que el propio Méndez de Vigo ha anticipado en las últimas semanas. Este lunes las ha querido insinuar sin pronunciar explícitamente la palabra Lomce, cuya quinta disposición será reformada en el momento en que se apruebe el texto real de decreto sobre el cual ha girado la reunión de Educación con las comunidades autónomas.

Según confirmó el propio funcionario, las evaluaciones de Bachillerato y ESO no tendrán valor académico y el estudiante podrá obtener su título sin estar atado a aquéllas. La ESO ya no tendrá un tinte censal sino muestral, adelantando que será hecha sólo en algunos centros. Sus resultados, en cuatro asignaturas troncales y dos de modalidad, serán puramente para diagnósticos.

La de Bachillerato, en cambio, queda muy semejante a la antigua Selectividad y su única función será "ordenar el acceso a la universidad". "Mantenemos las asignaturas troncales, con solo asignaturas de segundo", avisó Méndez de Vigo.

De esta forma, los estudiantes de Bachillerato se examinarán sólo de seis asignaturas y no de ocho como se pretendió en su momento. La ponderación de calificación se matiene intacta: 60% la media de Bachillerato y 40% la nota de la prueba, en la que habrá que obtener una nota mínima de 4.

@hmorales_gt