Buscar

El infierno de Portugal: factores ambientales y una previsión ineficaz del Gobierno

Se conocen ya que al menos 64 personas murieron devoradas por el fuego y hay más de 60 heridos. El incendio de Pedrógão Grande está considerado como el peor desastre de la historia reciente de Portugal.

El infierno de Portugal: factores ambientales y una previsión ineficaz del Gobierno
El Ejército del Aire español ayudando a Portugal a extinguir el descomunal incendio. / Twitter @EjercitoAire
El Ejército del Aire español ayudando a Portugal a extinguir el descomunal incendio. / Twitter @EjercitoAire

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario.

El incendio forestal declarado el sábado 17 de junio en Pedrógão Grande, en el distrito central de Leiria, Portugal, lleva ya cobradas las vidas de 64 personas y 60 se encuentran heridas de diferente gravedad. Se cree que el incendio se inició con un rayo y no por acción humana, como sí lo son el 98% de los fuegos en Portugal. A día de hoy las llamas continúan ardiendo.

 

 

Por lo que se sabe, un rayo cayó sobre un árbol seco, en una zona forestal donde abundan materiales naturales inflamables como los árboles eucaliptos, de gran altura. A esto se añade las altísimas temperaturas registradas en el país luso el pasado fin de semana, junto a un fuerte viento que, como declaró un vecino "se levantó de repente". Estos factores propiciarón la creación de un infernal incendio, imparable y veloz, que devoró no solo naturaleza sino a seres vivos.

En el término municipal donde sucedió la desgracia viven 4.000 habitantes, muchos de ellos, al ver el descomunal incendio se subieron a sus coches para salvar su vida. Cuando se encontraban en la carretera nacional 236, el fuego los alcanzó y los quemó vivos mucho antes de que pudiesen llegar los bomberos a refrescar la zona. Pero algunos de estos vecinos lograron sobrevivir de los modos más variopintos. Fue el caso de 12 personas que lograron sobrevivir a las llamas buscando refugio en un tanque de agua en el permanecieron por 6 horas. Maria do Céu Silva fue aclamada como heroína después que utilizó el tanque de agua de su casa para rescatar a los residentes de Nodeirinho, cerca de la autopista IC8.

En algunas zonas del centro de Portugal continúa la evacuación de residentes y más de 900 bomberos siguen intentando apagar las llamas que continúan ardiendo en varios frentes.

 

Bomberos portugueses agotados. / Twitter

Bomberos portugueses agotados. / Twitter

 

Mientras, el secretario de Estado de Administración Interna, Jorge Gomes, ha declarado que el número de victimas se incrementará en cuanto lso bomberos puedan acceder a las zonas que han estado cercadas por las llamas.

Lo que diversos medios destacan como otro de los factores de la tragedia, a añadir a los factores ambientales, es el hecho de que los bosques no estén limpios. Portugal es uno de los países de la Unión Europea con el mayor porcentaje de bosques en manos privadas y aunque existen leyes que obligan a los dueños  alimpiar sus propiedades, la realidad es que esto no se hace o se hace poco y las sanciones no se aplican. Por otro lado, el cuerpo de vigilantes del servicio forestal luso cuenta con poco menos que 120 personas para supervisar las zonas boscosas de todo el país. Un número a todas luces insuficiente.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.