Buscar

El Ficcionario extrae una importante consecuencia antropológica del paro obrero

Si, como decía Marx, el trabajo expresa la esencia humana, un sistema económico que expulsa a millones de personas de la actividad productiva está negándoles su humanidad. Cada parado es directamente un no-ser.

El Ficcionario extrae una importante consecuencia antropológica del paro obrero
Desocupados, del pintor argentino Antonio Berni (1934).
Desocupados, del pintor argentino Antonio Berni (1934).

Firma

Luis Calero

Luis Calero

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Salamanca. Profesor de filosofía, ha publicado Catecismo pedagógico (Ed. Aguaclara, 1999), Ficcionario (Ed. Aguaclara, 2006) y Absurdo literal (Ed. Neopàtria, 2015). Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección El Ficcionario Ortográfico.

Opina esta vez el Ficcionario sobre el carácter excluyente de nuestra economía productiva -que margina a los trabajadores sin empleo- y de la ideología nacionalista, que expulsa de la comunidad a todos los que no hablan una determinada lengua. Después se lava los dientes para hablar sobre toros y pasear entre esfinges.

icastola. Escuela del País Vasco donde se enseña a practicar la castidad, entendida no como un valor moral o religioso proscriptor de las relaciones carnales en beneficio de la espiritualidad, sino como la manera de preservar, a través de la selección sexual acotada entre sus miembros, las esencias puras e identitarias del pueblo euskaldún. Una de las consignas más polémicas de esta prédica nacionalista, sustentada en la singularidad de la lengua ("euskaldún" quiere decir vascohablante) y en una supuesta excepcionalidad genética, es la recomendación de separase de todo lo español, entendido como un elemento opresor y contaminante. Sólo de esta forma excluyente su identidad queda salvaguardada. El mito de la raza vasca permanece fuertemente anclado en el sustrato ideológico nacionalista, todavía envuelto en una niebla que impide distinguir la realidad de la fábula.

ideacción. Génesis y formación de aquellas ideas que permiten hacer cosas y que, a diferencia de las que se consumen en el solo pensamiento, tienen una traducción efectiva en la praxis. Ideas que dan paso a la acción o, en términos materialistas, acción que determina las ideas. Para el idealismo de Hegel, el pensar era el fundamento y origen de toda realidad; Feuerbach, por contra, advirtió que la realidad es primariamente material y que la filosofía no ha de consistir en una reflexión sobre la conciencia o el espíritu, sino sobre la naturaleza (material y sensible). Para Marx y los filósofos de inspiración marxista, la superación del idealismo nace de un proceso de ideacción incrustado en la propia naturaleza humana, cuando por razón de su carácter menesteroso el hombre se ve obligado a transformar mediante el trabajo las condiciones naturales de su existencia y a producir y reproducir socialmente su vida. Lejos de constituir una maldición, como interpretó la Biblia, el trabajo es una condición necesaria y específica de humanidad. "Podemos distinguir al hombre de los animales por la conciencia, por la religión o por lo que se quiera. Pero el hombre mismo se diferencia de los animales a partir del momento en que comienza a producir sus medios de vida", escribieron Marx y Engels en La ideología alemana. Ahora bien, si el trabajo expresa la esencia humana, un sistema económico que expulsa a millones de personas de la actividad productiva está negándoles, lógicamente, su humanidad. El parado ni siquiera es un sujeto alienado (como lo son todos aquellos que soportan un empleo precario), es directamente un no-ser.

identrificar. 1. Reconocer entre varias sustancias cuál de ellas se emplea para limpiarse los dientes. 2. Reconocer, entre las distintas sustancias pastosas que se emplean para limpiarse los dientes, cuál es cada una de ellas, así como sus correspondientes propiedades (eficacia anticaries, protección antiplaca, nivel de abrasión, poder blanqueante, etc.).

igualazión. Acción por la que dos lazos son colocados de la misma forma.

ilejible. Escrito tan en sucio que ni siquiera puede leerse tras lavarlo con lejía. Bastaría con pasarlo a limpio.

ilidio. Relación entre el toro y el torero durante una corrida. A pesar de sus componentes pasionales, se trata de una relación desigual, no consentida por una de las partes, a la que después de engañar y torturar en sucesivos lances, que algunos consideran artísticos, se da muerte de una manera cruenta.

iluxión. Esperanza de que, más pronto que tarde, venga la luz tras habernos quedado a oscuras.

iluxorio. Engañoso o irreal en Luxor (Egipto). Pasear por la avenida de las esfinges, en dirección al templo, es como levitar por un camino que nos transporta a otro mundo.

imagenes. Representaciones que acuden a la conciencia cuando se piensa en las partículas determinantes de la herencia. El genetista estadounidense Thomas Hunt Morgan (1866-1945) fue quien alumbró estas partículas, los genes, y su localización en los cromosomas, mérito por el que recibió en 1933 recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina.

imajinarse. Figurarse que alguien es muy majo.

imanente. Se dice de la energía magnética que irradian los polos de un imán, por la cual atraen a unos cuerpos y rechazan a otros.

imediatamente. Dícese del modo en que el pegamento Imedio une las superficies a las que, una vez limpias y secas, se aplica (ya sean de madera, cerámica, goma, cuero, vidrio o metal). Lamentablemente, en las indicaciones del producto no se especifica que también sirva para unir comunidades escindidas.