Buscar

Gran exposición de grabado en la Asociacion de Artistas de A Coruña

Se dice que el grabado tal y como hoy lo conocemos nació en China. Cuando llegó a Occidente se utilizó para ilustrar textos religiosos como queda patente en la obra Bois Protat.

Gran exposición de grabado en la Asociacion de Artistas de A Coruña
La autora, con invitados a su exposición. / Mundiario
La autora, con invitados a su exposición. / Mundiario

Firma

Mary Carmen Calviño Iglesias

Mary Carmen Calviño Iglesias

Pintora natural de Lalín (Pontevedra), afincada en A Coruña. Tiene su propio taller desde 1981. Ha expuesto en diversos países, donde también ha sido objeto de distintos reconocimientos. Colaboradora de MUNDIARIO.

 

MUNDIARIO.COM: ENLACES RECOMENDADOS

> cabinet comptable espagne

Desde el 5 de abril al 2 de mayo la polifacética Carmen Torreiro Caridad muestra en la Asociación de Artistas de A Coruña, de la que forma parte, una cuidada exposición titulada “El grabado y la estampa”. En ella todas las obras son grabados excepto una de ellas que es una terracota  iluminada con óxidos naturales que representa un sello de abadía. Es Carmen mujer de considerable trayectoria artística, pintura, grabado, cerámica, incluso escultura y tapices no tienen secretos para esta artista.

Con esta muestra desea la autora  mostrarnos su maestría en esta faceta artística y hacer llegar al público algo tan  ancestral como es el grabado, tanto es así que en Galicia tenemos grandes muestras de ello en nuestros petroglifos, Se dice que este (el grabado),  tal como hoy lo conocemos nació en China. Cuando llegó a Occidente se utilizó para ilustrar textos religiosos como queda patente en la obra “Bois Protat”. De cuyo descubridor,  el francés Jules Protat recibe el nombre. La razón principal de hacer una exposición sólo de grabado obedece al deseo de que se valore en lo que se merece esta manifestación artística.

Además de pintora,  Carmen, posee una magnífica voz, con la que deleitó  con una simpar interpretación de un tema de Amalia Rodrígues Uma casa portuguesa y una no menos impactante La vie en rose,  versión de Louis Armstrong y Edith Piaf acompañada al saxo y acordeón por Xosé Taboada y a la guitarra por José Luis Yepes.