Buscar

Frutos de temporada, beneficiosos para tu salud

Comer alimentos de temporada beneficia a nuestra salud debido a que se encuentran en su estado óptimo de maduración y no han sufrido apenas ningún tipo de manipulación en su conservación.

Frutos de temporada, beneficiosos para tu salud
Frutos de otoño.
Frutos de otoño.

Firma

Pilar Barral Martín

Pilar Barral Martín

Licenciada en Farmacia. Experta en Información Técnica del Medicamento. Miembro activo de Sociedad Española de Farmacia Comunitaria. Blogger y usuaria de redes sociales: Twitter, Facebook y Linkedin. Farmacéutica comunitaria y colaboradora de MUNDIARIO.

En Otoño una marea de tonos pardos y rojizos invade nuestras calles. Los árboles se tiñen de colores intensos para dar paso a una caída y renovación de sus hojas. Este mar de colores también se refleja en las tiendas de alimentación. Nuevos alimentos, propios de esta época, invaden las estanterías de los comercios.

Comer frutos de temporada es altamente beneficioso para nuestra salud. Se trata de frutas y verduras en su estado óptimo de maduración, sin apenas manipulación ni almacenamiento en condiciones ajenas a su estado de conservación natural.

Entre las frutas y verduras que nos podemos encontrar en esta época del año, se encuentran los siguientes:

Calabaza: la calabaza es una verdura propia de esta época. A todos nos es muy familiar asociar la calabaza con la fiesta de Halloween. Esta verdura, de sabor exquisito, es una gran aliada en la elaboración de cremas de verdura. Debido a su suave sabor es muy bien tolerada por los más pequeños de la casa, los cuales suelen ser reacios a la hora de tomar verduras. La calabaza es un alimento rico en antioxidantes (carotenos, licopenos y Vitamina C), minerales (magnesio, calcio, potasio, hierro y fósforo) y es una buena fuente de fibra. Entre sus beneficios para la salud se encuentran el proporcionar un efecto saciante, bajo aporte calórico, protector de la próstata y de la vista, y ayudar a regular el nivel de glucosa en sangre.

Castañas: la castaña es el fruto del Castaño, un árbol típico de los climas templados del hemisferio norte. En esta época del año es muy típico encontrarnos puestos callejeros donde se asan las castañas, inundando el ambiente de un aroma cálido y reconfortante. Lo más destacado de este fruto es su bajo valor calórico, combinado con un alto contenido en fibra, hidratos de carbono y proteínas. Gracias a su alto contenido en fibra es un alimento ideal para combatir el estreñimiento, así como para ayudar en dietas de control de peso debido a su efecto saciante. También son ricas en minerales como el magnesio, hierro, potasio y fósforo. Algunos estudios han atribuido a las castañas efectos antiinflamatorios y protector cardiovascular.

Granadas: la granada es el fruto del Granado, un árbol pequeño que puede llegar a alcanzar los cinco metros de altura, de hoja caduca, espinoso y muy ramificado. La granada es una fruta con alto poder antioxidante debido a su contenido en Vitamina C, Vitamina B5, fenoles naturales, Vitamina A, Vitamina E y Ácido Fólico. Entre sus beneficios para la salud se encuentra la de reducir los accidentes cardiovasculares, mejorar el flujo sanguíneo y mantener las arterias libres de los depósitos grasos. Las semillas de granada presentan un efecto diurético por lo que son útiles a la hora de depurar nuestro organismo. Algunos estudios científicos han relacionado las semillas de la granada con efectos afrodisíacos.

4. Batatas: la batata también se le conoce con el nombre de boniao, papa dulce o camote. En Otoño es muy frecuente encontrar puestos callejeros donde asen castañas y batatas. Debido a su sabor suave y dulce es bien aceptada por los más pequeños de la casa. La batata es un alimento rico en hidratos de carbono, constituyendo una excelente fuente de energía, muy nutritiva y de fácil digestión. Destaca su alto contenido en betacarotenos, precursores de la Vitamina A, ayudando así a mantener un estado cardiovascular óptimo, así como un excelente protector de la vista.

5. Uvas: la uva es el fruto obtenido de la vid. La uva constituye uno de los alimentos depurativos por excelencia, debido a su gran riqueza en potasio, especialmente en las uvas pasas. Gracias a su contenido en vitaminas del grupo B, se relaciona el consumo de uvas con el mantenimiento del metabolismo de las grasas. La ingesta de la uva entera, sin pelar, aporta un alto nivel de fibra a nuestro organismo, ayudando así a regular el tracto intestinal y previniendo la aparición de estreñimiento. Por su riqueza en hidratos de carbono, constituye una fuente de energía natural para sobrellevar situaciones de esfuerzo extra como es el caso de deportistas o estudiantes.