Buscar

El escultor Francisco Leiro vuelve a exponer en A Coruña de la mano de Rosario Sarmiento

Establecido en Nueva York en 1988, este artista comenzó a trabajar para la Galería Malbourough, una de las más destacadas del arte contemporáneo, un año más tarde.

El escultor Francisco Leiro vuelve a exponer en A Coruña de la mano de Rosario Sarmiento
Obras de Francisco Leiro. / Xurxo Lobato
Obras de Francisco Leiro. / Xurxo Lobato

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario.

Establecido en Nueva York en 1988, este artista comenzó a trabajar para la Galería Malbourough, una de las más destacadas del arte contemporáneo, un año más tarde.

 

El escultor Francisco Leiro (Cambados, 1957) expone en el Kiosco Alfonso de A Coruña. Según Rosario Sarmiento, comisaria de esta muestra organizada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de A Coruña, se trata de "un Leiro que se siente solidario y se compromete con la realidad, casi cotidiana, de la catástrofe, el dolor, el sexo, la contaminación medioambiental, la guerra, la mentira, la corrupción, que se sigue sintiendo impresionado por lo que sucede a su alrededor y reflexiona sobre la condición humana".

Francisco Leiro inició su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Santiago de Compostela y completó sus estudios en Escuela la de Bellas Artes de Madrid. Representó a España en 1985 en la Bienal de São Paulo. Desde 1986 expone regularmente en ARCO, Madrid. Establecido en Nueva York en 1988, comenzó a trabajar para la Galería Malbourough, una de las más destacadas del arte contemporáneo, un año más tarde.

Algunas de sus obras públicas son la figura de un animal fantástico conocido como Sireno (1991), levantado sobre dos columnas de granito pulido verdes y negras en la Puerta del Sol de Vigo, símbolo controvertido de la ciudad, el Homenaje a Castelao, en la Alameda de Santiago de Compostela (1995), la Batea o Saavedra sobre el río Lérez en el Parque de la Isla de las Esculturas de Pontevedra, el Astronauta, Valdemoro (Madrid), Vértigo, en la autovía M50 de Madrid (2004) y Simeón sentado, ante Torre Espacio, Madrid. Obras suyas se encuentran también en colecciones y museos de arte contemporáneo.