Buscar

El Ficcionario alerta sobre enfermedades de venta exclusiva en farmacias

Más allá de la preocupante resistencia a los antibióticos debida a su consumo excesivo, el abuso en la ingestión de medicamentos genera cada año un considerable número de adictos.

El Ficcionario alerta sobre enfermedades de venta exclusiva en farmacias
Prozac fue el primer nombre comercial de la fluoxetina, un conocido antidepresivo. / iai tv
Prozac fue el primer nombre comercial de la fluoxetina, un conocido antidepresivo. / iai tv

Firma

Luis Calero

Luis Calero

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Salamanca. Profesor de filosofía, ha publicado Catecismo pedagógico (Ed. Aguaclara, 1999), Ficcionario (Ed. Aguaclara, 2006) y Absurdo literal (Ed. Neopàtria, 2015). Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección El Ficcionario Ortográfico.

Es ocasión para que el Ficcionario se ocupe de cómo, paradójicamente, dos elementos que deberían servir a la seguridad y salud de las personas, la policía y los medicamentos, generan en ellas consecuencias adversas cuando se actúa desde el abuso.

fabela. Chabola de algún suburbio brasileño donde vive Abel.

fabrikar. Producir briks de manera industrial. El tetra brik bien podría considerarse el envase de la discordia, dado el enfrentamiento casi irreconciliable entre sus defensores, que esgrimen motivos económicos (el espacio mínimo que ocupa permite su distribución más barata)  y sus detractores, que por razones medioambientales prefieren envases retornables y reciclables. España es el segundo mayor consumidor entre los países europeos, con un volumen anual de más de 4000 millones de cartones.

facsimil. Copia o reproducción exacta de un libro, de la que se hacen mil ejemplares.

fAENA. Acción con que la empresa Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) perjudica injustamente a un usuario.

falsaccionista. En filosofía de la economía, dícese del que -siguiendo a Karl Popper- sostiene la imposibilidad de verificar concluyentemente principios universales relativos al comportamiento de las acciones bursátiles, mientras que sí considera posible su refutación por la experiencia.

falsifiscar. Falsear la verdad documental con el objeto de engañar al fisco. Es la mentira más corriente entre empresarios y profesionales libres convencidos en su mayoría de que, en realidad, Hacienda son los funcionarios públicos y cuatro idiotas más.

famosso. (cat.). Dícese del miembro de la policía autonómica catalana ampliamente conocido por sus actuaciones. Y, desafortunadamente, hay que decir que en los últimos tiempos un buen número de acciones del repertorio del cuerpo son lamentables. He aquí algunos ejemplos.  En 2007 se hizo famosa, ya que fue grabada y publicada en Internet, la brutal paliza a un detenido por parte de varios Mossos d'Esquadra en la comisaría de Les Corts de Barcelona. Durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012, Ester Quintana perdió un ojo como consecuencia del impacto de una pelota de goma disparada por un mosso, y el 6 de octubre de 2013 Juan Andrés Benítez murió tras ser violentamente reducido por parte de un grupo de ellos. El 28 de enero de 2015  cuatro Mossos d’Esquadra (pertenecientes a la misma unidad que apalizó a Benítez) golpearon brutalmente a un joven de 20 años que les reclamaba que se identificaran en el Parque del Pou de la Figuera de Barcelona. Los hechos fueron presenciados por vecinos de la zona que les recriminaron su actitud, lo grabaron en vídeo y luego lo publicaron. Estos son solamente algunos casos del siniestro historial de agresiones y torturas, sin parangón desde la etapa más oscura del franquismo, que este cuerpo de policía va acumulando gracias a la incomprensible impunidad -sentencias a la vista- de la que disfruta.

fancine. Revista hecha con pocos medios por aficionados al cine.

fantáctica. Carácter maravilloso que tiene la serie de previsiones y reglas establecidas para el logro de un fin determinado en el ámbito exclusivo de lo imaginario.

farmaceutico. Persona que regenta una farmacia en Ceuta. Más allá de la preocupante resistencia a los antibióticos debida a su consumo excesivo, de la que España es uno de los líderes mundiales, el abuso en la ingestión de medicamentos -con prescripción facultativa o sin ella- genera cada año un considerable número de enfármacos: personas que han adquirido una enfermedad de venta exclusiva en farmacias. Como todos los medicamentos de los que habitualmente se abusa (analgésicos, tranquilizantes, sedantes y estimulantes) son adictivos, uno de los principales efectos del abuso de medicamentos será la adicción. No resulta ajena al problema la completa reducción de las boticas a simples expendedurías comerciales de medicamentos -y de otros tantos productos, como los homeopáticos, que no lo son. Ahora bien, si las farmacias funcionan en general como un negocio cualquiera en el que prima la maximización de los beneficios, ¿con qué fuerza vamos a impedirle a un cliente que se administre un fármaco? Si, por otro lado, los laboratorios químicos preparan ya todas las pócimas que los médicos recetan, ¿qué le queda al farmacéutico sino venderlas? Nunca tantos y sufridos años de estudio dieron, a la postre, para tan poco. Si yo fuera farmacéutico y me preocupara algo más que ganar dinero, ya me habría atiborrado de pastillas para combatir semejante frustración intelectual. O mejor no: me dedicaría a hacer deporte y a leer a Platón. Más Platón y menos prozac, escribió, de hecho, Lou Marinoff.