Buscar

El gluten es malo para los celíacos

El gluten puede generar grandes problema en la salud de las personas que sufren de celiaquía, pero aquellos que no tienen la enfermedad no deberían de seguir la dieta o podrían sufrir enfermedades del corazón.

El gluten es malo para los celíacos
Mujer mostrando una rebanada de pan, alimento con gluten. / Contenido.
Mujer mostrando una rebanada de pan, alimento con gluten. / Contenido.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Un equipo de científicos estadounidenses realizó un estudio muy largo en el que lograron probar que la dieta libre de gluten es mala para los celíacos. Desde el año 1986, los científicos han estado acumulando pruebas sobre la dieta y las propiedades que tiene en el cuerpo; según pudieron comprobar, la dieta está causando graves problemas en el corazón.

La celiaquía es una enfermedad que inflama el intestino delgado si se consume el gluten. A largo plazo, la enfermedad puede causar la aparición de la anemia, enfermedades coronarias y la osteoporosis. Gracias a eso, las dietas libres de gluten se pusieron de moda, y las personas optaron por seguirla para evitar las enfermedades y llevar una vida supuestamente saludable.

El equipo de científicos estudió a una larga lista de participantes, del cual descartaron a muchos para quedarse con 110.017 personas completamente sanas. Cada cuatro años, las personas tenían que crear una lista de los 100 productos que consumían para poder ir elaborando el impacto del gluten en el cuerpo humano.

Gracias a la investigación, los científicos pudieron comprobar las cinco fuentes principales de gluten que consumían las personas: el pan de centeno, la pizza, la pasta, el cereal y el pan de molde. Para poder hallar el impacto, decidieron dividir la lista en dos extremos; el 20% que más consumía la proteína y el 20% que menos consumía el gluten. Finalmente, pudieron encontrar que las mujeres consumían 7,5 gramos de gluten diario, mientras que los hombres consumían una medida de 10 gramos diarios.

Luego, a partir de las anteriores conclusiones, empezaron a comparar el consumo del gluten con las enfermedades del corazón. Hallaron que desde 1986, existieron 6.529 afecciones coronarias; de las cuales 4.243 fueron infartos al miocardio no fatales y unas 2.286 fueron mortales. Los pacientes que no consumían gluten o lo consumían muy poco, presentaron 352 casos de unas 100.000 personas. Mientras que las personas que si consumían gluten presentaron una incidencia mucho menor; unos 277 casos de 100.000 personas, fueron registrados.

 "La promoción de dietas sin gluten con el objetivo de prevenir enfermedades coronarias entre personas asintomáticas sin celiaquía debería ser evitada", reza la nota final de los autores del estudio, que además está firmada por otros expertos de más de una decena de otras importantes instituciones estadounidenses.