Buscar

Cierra el programa de Fernanda Tabarés que daba notoriedad a V Televisión

En la financiación inicial de V Televisión, propiedad del grupo de Santiago Rey Fernández-Latorre, fueron decisivas las aportaciones a su capital de CXG, corporación de la desaparecida Caixa Galicia, y del empresario Manuel Jove.

Cierra el programa de Fernanda Tabarés que daba notoriedad a V Televisión
Fernanda Tabarés. / V Televisión
Fernanda Tabarés. / V Televisión

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario.

Vía V, el programa de Fernanda Tabarés que daba notoriedad a V Televisión, cierra. La periodista Fernanda Tabarés, conductora de Vía V y directora de V Televisión, utilizó la expresión "día triste hoy" para anunciar en su Facebook el fin del programa. "Cierra la ventana del Vía V. Gracias por 1.128 noches de periodismo y emoción. Nuestro compromiso sigue intacto", añadió.

Fernanda Tabarés (Ourense, 1968) es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y lleva 28 años vinculada a la Corporación Voz, donde ha desarrollado diversas tareas periodísticas y de gestión. Entre otras funciones, fue delegada de La Voz de Galicia en O Carballiño - O Ribeiro (Ourense), jefa de sección de Sociedad y Cultura de La Voz de Galicia, jefa de Sociedad de Diario 16, y delegada del mencionado periódico coruñés en Vigo. Desde 2010 conducía el programa Vía V, con 1.128 emisiones.

V Televisión comenzó a emitir en mayo de 2010, tras obtener su licencia en 2005. Popular TV, el otro canal de Galicia al que también le había dado licencia el Gobierno de Manuel Fraga en funciones, ya cerró.

En la financiación inicial de V Televisión, propiedad del grupo de Santiago Rey Fernández-Latorre, fueron decisivas las aportaciones a su capital de CXG, corporación de la desaparecida Caixa Galicia que dirigía José Luis Méndez, y del empresario Manuel Jove, expropietario de la inmobiliaria Fadesa y ahora presidente de Inveravante, un holding empresarial que invierte en distintas áreas de actividad. La empresa tiene dificultades para ser viable económicamente, a pesar de que los dos primeros ejercicios quedaron plenamente garantizados por las aportaciones de los dos socios de Santiago Rey Fernández-Latorre.