Buscar

Los celulares podrían estar arruinando las relaciones de las parejas

Las parejas, especialmente las jóvenes, tienen un nuevo enemigo: los teléfonos móviles.

Los celulares podrían estar arruinando las relaciones de las parejas
Pareja utilizando el móvil. / Trecebit.
Pareja utilizando el móvil. / Trecebit.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

El The New York Times señaló que los conflictos entre las parejas por culpa de la tecnología tiene un nombre: technoference. Si se trata de una discusión o pela por culpa del móvil, entonces sería phubbing. Dos términos muy interesantes que han nacido a partir del desprecio de las personas hacia sus parejas, por preferir usar el móvil o la tecnología.

Lo interesante del caso, es que a la mayoría no le gusta que no les presten atención por culpa de un teléfono. Cuando las personas hablan, quieren que el otro le mire a los ojos y escuche con atención, cosa que en el actual siglo XXI no ocurre con frecuencia porque las personas tienden a estar pendientes de otras cosas, como la TV, la tableta, el ordenador y específicamente, de su móvil.

La revista científica Psychology of Popular Media Culture publicó un estudio en donde reseñó que el 70% de las mujeres a las que entrevistaron, aseguraban que el uso del móvil estaba afectando negativamente su relación de pareja. En total, participaron 143 mujeres, lo que quiere decir que más de un tercio aseguró que su pareja respondía a los mensajes en medio de una conversación y al menos, una de cada cuatro especificó que su pareja solía enviar mensajes durante una conversación importante. En general, aquellas mujeres que sufrían de technoference, no estaban muy contentas con su relación y se habían planteado terminarla en más de una ocasión.

Por otro lado, el Dr. Roberts de la Universidad de Baylor, analizó las respuestas de 175 hombres y mujeres, a los que les preguntó sobre sus relaciones en pareja y el uso de los celulares. Casi la mitad de la población masculina, un 46%, expresó que en más de una ocasión se había sentido despreciado por su pareja por culpa del teléfono.

La profesora y autora de Reclaiming Conversation: The Power of Talk in a Digital Age, Sherry Turkle, ha expresado que si bien es cierto que las parejas están muy apegadas a sus teléfonos, también es muy cierto que están dispuestas a salvar sus relaciones. Por eso, recomienda llevar a cabo cuatro pasos que podrían ayudar a todas las parejas que sufren de technoference o phubbing:

> Designar áreas libres del uso del móvil dentro de su casa: buscar las áreas familiares o íntimas para evitar usar el teléfono y prestarle atención a su pareja. Aprovechando estos momentos para fijarse en los detalles y hablar sobre el día que ambos tuvieron.

> No dejar el celular en la mesa: según los expertos, dejar el teléfono tan cerca, altera toda la conversación que están teniendo y son más propensos a responder si llega algún mensaje o tomar alguna llamada.

> Dejar de ver el teléfono cuando van a la cama: muchas personas se entretienen viendo las redes antes de dormirse, pero al hacer esto, pierden un tiempo valioso que podrían utilizar para hablarse.

> Avisa que usarás el móvil para algo específico: un mandado del jefe, preguntar por una receta a su mamá, decirle a una amiga que más tarde pasará por ella. Cosas sencillas que la persona necesita hacer y que puede explicar para que la otra persona no se sienta excluida y aparte, es una muestra de cortesía.