Buscar

Celebran los cincuenta años de Juli Sanchis, 'Harca', como humorista gráfico

El ayuntamiento, la alcaldesa Conxa García y los vecinos de Picassent, Valencia, le rinden homenaje en un acto que precedió a la apertura de una exposición antológica personal, y a la presentación de su libro 50 anys fent.

Celebran los cincuenta años de Juli Sanchis, 'Harca', como humorista gráfico
El dibujante valenciano Juli Sanchis, "Harca", con sus premios, diplomas y menciones, ganados en su trayectoria artística. /
El dibujante valenciano Juli Sanchis, "Harca", con sus premios, diplomas y menciones, ganados en su trayectoria artística. /

Firma

Francisco Puñal Suárez

Francisco Puñal Suárez

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Periodista y fotógrafo. Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección FOTOCLICK

“El caricaturista/humorista tiene la ingrata tarea de estar siempre despierto, atento a la realidad, en guardia contra las demagogias y las hipocresías; de ser un crítico serio de esta parodia tragicómica que es la sociedad contemporánea”, escribe el investigador del humor gráfico y comisario de exposiciones, el portugués Osvaldo Macedo de Sousa.

“El humor, -añade Macedo de Sousa en su excelente página web - en principio, no consiste en la creación de un mundo totalmente original, de un mundo totalmente irreverente o fantástico, pero sí, en una nueva forma de ver la realidad, en una presentación descarnada por una irreverencia inteligente de lo que las personas miran, viven, sin ver por la enajenación de lo que le es cotidiano y monótono, o por una fuga inconsciente”.

Sirvan estas palabras a favor de los caricaturistas y el humor, para presentar al dibujante valenciano Juli Sanchis 'Harca', (Picassent- 1942),  un activista justiciero contra la desigualdad social, un crítico implacable contra la política de recortes sociales y democráticos del gobierno presidido por Mariano Rajoy, un artista excepcional que con su obra de humor gráfico nos lanza un reto para ejercitar la mente y hacernos reflexionar sobre distintos aspectos de la sociedad española, del mundo, y de la condición del ser humano.

 

Press Cartoon Europe / Juli Sanchis, Harca

Press Cartoon Europe 2013 / Juli Sanchis, Harca.

 

Desde niño Juli Sanchis desarrolló su amor por el dibujo. A los 12 años envió un chiste a una sección de la revista de humor 'Jaimito' y se lo publicaron y le pagaron 25 pesetas.

A los 13 años, un maestro le aconsejó que persiguiera su sueño y se inscribiera en la Academia de Bellas Artes de Valencia. Solo pudo completar un año de estudios, ya que su familia necesitaba su ayuda para llegar a fin de mes. Era el año 1955, tiempo de postguerra y de carencias en todos los aspectos. Aun así, Juli mantuvo una devoción por su oficio. Años más tarde, el director de 'Raons', una revista local, le pidió que firmara como colaborador independiente, dando vida al estilo humorístico y satírico de Harca.

“Conocer a Ángel Villena, -dice Sanchis-  un buen dibujante valenciano, me hizo albergar la posibilidad de iniciarme en el dibujo de humor, cuando ya tenía 33 años. Aunque no pude dedicarme a esta profesión a tiempo completo como era mi deseo. Cuando pude despejar la incógnita, todo se cocía en Madrid y Barcelona y en aquella época, hablo de la década de los 70, había que estar cerca de las redacciones y desde Valencia era prácticamente imposible planteárselo a nivel profesional”.

 

Sátira / Juli Sanchis, Harca

¿Igualdad? , Concurso Humor Gráfico Santomera, España, 2007 / Juli Sanchis, Harca.

 

A partir de ahí, y paralelo a otros trabajos que desempeñaba, Sanchis ha publicado en una lista amplia de medios nacionales, y se ha involucrado en mayor medida participar  en innumerables certámenes internacionales de humor gráfico, en países como Italia, Bélgica, Bulgaria, Brasil, Francia, Rusia, Cuba, Rumanía, Corea del Sur, Turquía, Portugal, Croacia, Irán, Egipto, Serbia, Perú, India, Alemania, Eslovaquia, Polonia, y otros, en los que  en varios de ellos  ha obtenido galardones y reconocimientos.

Entre publicados, premiados y seleccionados en concursos, ha hecho alrededor de tres mil dibujos en estas cinco décadas de trabajo, en los que apela a la reflexión, la racionalidad, el sentido común, la solidaridad, el respeto, el amor al diálogo, a la libertad, a la tolerancia, a la democracia activa, al cuidado de la naturaleza, a la comunicación intercultural…en definitivas, a todo lo que de positivo ha creado la humanidad.

 

Premio Unesco / Juli Sanchis, Harca

Premio Unesco, Cartoon Contest Haifa, 2006 / Juli Sanchis, Harca.

 

Ahora, Harca está agradecido y emocionado por las muestras de afecto recibidas en las actividades que ha desarrollado el Ayuntamiento de Picassent, con motivo de sus cincuenta años como humorista gráfico. En el acto central participaron: Conxa García Ferrer, alcaldesa de Picassent; Francesc Martínez, profesor de Ciencias de la Información de la Universidad de Valencia; Jaume Sobrevela, concejal de Cultura y Juventud; y Romà de la Calle, director de la Real Academia de Bellas Artes Sant Carles de Valencia y Catedrático de Estética y Teoría de las Artes de la Universidad de Valencia, ante más de trescientas personas que llenaron la sala.

 

-¿Qué ha significado para ti,  esta labor imaginativa y crítica, en todos estos años?

-"Algo tan importante como encontrarme a mí mismo. Mi humor, ironía, sátira o como se quiera clasificar, surge de la indignación que me provoca la injusticia, la corrupción, la prepotencia, la opresión, la hipocresía y el abuso de poder. Es mi forma de poner en evidencia aquello con lo que no estoy de acuerdo. El humor me ha permitido decir lo que pienso en sentido irónico. Una actividad que, puede que ingenuamente, me hace albergar la esperanza de que, por medio del dibujo de humor, el mundo será un poco más crítico, más justo, más coherente, más humano, mejor”.

 

The best cartoon Saitama, Japón, 2014 / Juli Sanchis, Harca

The best cartoon, Saitama, Japón, 2014 / Juli Sanchis, Harca.

 

-¿Cómo ves el panorama de los humoristas gráficos en España?

-“Nunca ha sido fácil, pero parece que ahora, a pesar de que todos los periódicos tienen un mínimo de dos dibujantes, hay mucha más oferta que demanda y la escasez de revistas de humor agrava el problema. Se acaba regalando los dibujos,  colgándolos en la red. Y  en otro aspecto, veo que tanto el humor como la libertad de expresión están en retroceso, como una regresión a la caverna. Actualmente, una revista como "La Traca" que se editó en Valencia en diversas etapas entre 1884 y 1938, con un nivel brutal de analfabetismo y que consiguió tiradas de más de 500.000 ejemplares, no hubiera llegado al núm. 5 con una ley del s. XXI. Una muestra de lo que digo es la Ley Mordaza del Partido Popular, que se ha cargado derechos fundamentales”.

 

-¿Por qué es importante el humor  en la sociedad?

-“Porque el humor es el mejor antídoto contra cualquier tipo de fanatismo, es el vehículo que nos ayuda a relativizar ciertas situaciones, a aguantar estoicamente la que está cayendo. El humor ha de ser el bisturí que abre el absceso para desinfectarlo. El humor es el arma del pueblo ante la impotencia de influir en situaciones injustas, como una especie de derecho al pataleo. El humor solo tiene los límites que el sentido común de cada uno quiere aplicar. Para el humor nada ni nadie es intocable. El humor debería obligar a despertar los sentidos de crítica y autocrítica”. @mundiario

 

Recortes, Muestra Humor Social Universidad de Alicante 2012 / Juli Sanchis, Harca

Recortes, Muestra Humor Social Universidad de Alicante, 2012 / Juli Sanchis, Harca.