Buscar

5 claves sobre el escándalo de los huevos que afecta a 17 países europeos

Millones de huevos han sido retirados de casi una veintena de países luego de que se descubriera que estos estaban contaminados con un tipo de insecticida utilizado para eliminar piojos, pulgas y garrapatas. El escándalo suma y sigue.

5 claves sobre el escándalo de los huevos que afecta a 17 países europeos
Huevos partidos. / TVN Noticias
Huevos partidos. / TVN Noticias

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

La alerta alimentaria por el lote de huevos contaminados con Fipronil se hace cada vez mayor. Las dimensiones del escándalo crecen cada día y ya son 17 países europeos, además de Hong Kong, los afectados. Bruselas reveló este viernes nuevos datos sobre la investigación, que sostiene que los huevos infectados con el pesticida no solo son provenientes de Bélgica y Holanda como se creía, sino que también hay cerradas cuatro explotaciones en Alemania y una en Francia por el mismo asunto. Veamos 6 claves importantes para entender el polémico caso:

1. ¿Qué es el Fipronil?

El Fipronil, la sustancia que ha infectado el lote de millones de huevos, es un pesticida tóxico para el consumo humano. El insecticida se utiliza comúnmente para eliminar piojos, pulgas y garrapatas y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una sustancia moderadamente dañina, que puede causar daños en el hígado, las glándulas tiroides y los riñones si se consume en una cantidad elevada durante un período de tiempo prolongado. Fue creado a finales de los años ochenta y comenzó a circular a finales de los noventa, principalmente para procesos de fumigación. Su uso está prohibido en animales destinados a la cadena alimentaria en la Unión Europea, por lo que su empleo supone un fraude. Los primeros síntomas que arroja la intoxicación por la sustancia son náuseas, dolores de cabeza y de estómago.

2. ¿Cuáles son los países afectados?

La suma alcanza ya los 17 países europeos además de Hong Kong, en Asía. Las naciones afectadas por el fraude de los huevos contaminados son Bélgica, Holanda, Alemania, Francia, Suecia, Suiza, Reino Unido, Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Dinamarca. Así mismo, se continúa estudiando el alcance que han tenido los huevos, puesto que apenas la semana pasada la crisis solo había atacado a cuatro países y en menos de una semana la cifra solo ha ido aumentado. De momento en España no se han identificado huevos contaminados con Fipronil.

3. ¿De dónde provienen los huevos?

En un principio se creía que los huevos infectados habían salido desde los Países Bajos, pero conforme avanza la investigación ha quedado al descubierto que estos salieron de granjas de cuatro países. A la lista de puntos de origen del escándalo se añaden ahora Alemania y Francia, y en ambas naciones permanecen cerradas varias granjas mientras se analizan los huevos. Pero la realidad es que los grandes nidos de los huevos contaminados son las granjas de Holanda y Bélgica, dos grandes países exportadores de este tipo de alimento.

4. ¿Cómo se originó la crisis?

Según han informado distintos medios, la crisis de los huevos contaminados con insecticida no es tan reciente como se cree. En junio la Agencia Belga para la Seguridad de la Cadena Alimentaria (Afsca) detectó la presencia Fipronil en huevos de varias granjas belgas, pero no notificó nada a la Comisión Europea sino hasta julio. A partir de este momento Alemania lanzó su propia investigación, calificó los huevos de nocivos para los niños y fue entonces que la alarma internacional se desató. El lote de huevos fue eliminado de varias cadenas de supermercados en el país mientras se estudiaba la posibilidad de que la crisis alimentaria se tratara de un atentado criminal. A esto hay que sumarle que el escándalo llevó a bloquear provisionalmente los suministros de huevos desde 180 granjas de Países Bajos.

Las investigaciones continúan para tratar de aclarar como es que el Fipronil llegó hasta los huevos, y de momento se presume que habría sido por medio del plumaje de las gallinas. Los investigadores han sugerido que posiblemente, contra la normativa, la sustancia ha estado siendo utilizada en las granjas como un tratamiento contra el ácaro rojo, un parásito de las gallinas. Es así como del plumaje de estas, el insecticida habría pasado al huevo, y de su cáscara porosa posiblemente al interior. Según ha publicado el periódico holandés Volkskrant, la mezcla ilegal de Fipronil con un insecticida que sí está permitido usar sobre aves para aumentar su efectividad, se ha estado empleando en la localidad belga por más de un año.

5. ¿Qué pasa si se consumen estos huevos contaminados?

Expertos de la OMS han destacado que el consumo de Fipronil solo es preocupante cuando ha se trata de cantidades extremadamente grandes. De hecho, los científicos han asegurado que una persona tendría que consumir al menos 10.000 huevos contaminados en un periodo de tiempo reducido para poner en riesgo su salud. Sin embargo, se ha recomendado eliminar los huevos especificados con el número del lote de los contaminados y se ha advertido que es mejor que los niños y las embarazadas no se expongan a su consumo, con el fin de “evitar riesgos innecesarios”. La Comisión Europea, declaró la semana pasada que tenía todo "bajo control", pero desde entonces solo se han ido sumando naciones, productores y granjas a la larga lista de afectados por el escándalo. 

 

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.