Buscar

Las 2 consecuencias de que las mujeres recolecten la mayor parte del agua del mundo

Imagine pasar el día sin tener acceso a agua limpia en su casa para beber, cocinar, lavarse, o bañarse cuando lo necesite.

Las 2 consecuencias de que las mujeres recolecten la mayor parte del agua del mundo
Las mujeres realizan las mayor parte de la recolección de agua en el mundo. / thewaterproject.org
Las mujeres realizan las mayor parte de la recolección de agua en el mundo. / thewaterproject.org

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

El agua, un derecho humano, es fundamental para la supervivencia y el desarrollo de las personas.

Según un nuevo informe de UNICEF y de la Organización Mundial de la Salud, 2.100 millones de personas en todo el mundo se enfrentan a este desafío todos los días. Y la tarea de proporcionar agua a los hogares recae desproporcionadamente en las mujeres y las niñas, especialmente en las zonas rurales.

En países como India, Bolivia, y Kenia la mayor parte de los desafíos de agua y saneamiento son enfrentados por mujeres y niñas, algo que tiene un gran impacto en sus vidas como consecuencia de las dificultades que enfrentan al llevar a cabo esta tarea obligatoria. Sin reconocer la carga desigual del trabajo del agua que llevan las mujeres, los programas bien intencionados para traer el agua a los lugares en necesidad seguirán fallando para alcanzar sus metas. Aquí dos consecuencias de esta tarea:

 

Muchísimo tiempo perdido

 

La principal consecuencia en la vida de las mujeres y las niñas de estos países es el tiempo perdido que conlleva, y que podrían dedicar al estudio o cualquier tipo de superación personal. Recoger el agua toma mucho tiempo. Simplemente para obtener agua para beber, bañarse, cocinar, y otras necesidades domésticas, millones de mujeres y niñas pasan horas todos los días viajando y llevando a sus espaldas cargas pesadas, a menudo varias veces al día.

El nuevo informe de UNICEF / OMS indica que 263 millones de personas en todo el mundo tienen acceso a fuentes de agua que se consideran seguras, pero necesitan pasar al menos 40 minutos caminando o haciendo largas filas para recoger su agua. Otros 159 millones obtienen su agua de fuentes superficiales que se consideran las más inseguras, como ríos, arroyos, y estanques. El agua de estas fuentes requerirá más de 40 minutos para su recolección.

En un estudio realizado en 25 países del África subsahariana, UNICEF estimó que las mujeres de pasaban 16 millones de horas recolectando agua cada día. En un estudio reciente en Kenia, las mujeres informaron haber gastado un promedio de 4,5 horas por semana, causando que el 77 por ciento se preocupara por su seguridad mientras buscaba agua, además de que el 24 por ciento era incapaz de cuidar a sus hijos por esta razón.

 

Cargas excesivas

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda de 20-50 litros de agua por persona al día para beber, cocinar y lavar. Eso equivale a transportar entre 44 y 110 libras de agua diariamente para su uso por cada miembro del hogar. Y en muchos lugares, las fuentes de agua están lejos de los hogares.

En Asia y África, las mujeres recorren un promedio de 6 kilómetros por día recolectando agua. Llevar esas cargas por largas distancias puede resultar en lesiones de espalda, hombro, y cuello, además de otras lesiones si las mujeres tienen que caminar sobre terreno irregular y empinado, o en carreteras muy transitadas.

La carga es aún más pesada para las mujeres que están embarazadas o también están llevando a niños pequeños. Por otra parte, las mujeres embarazadas se preocupan de que el transporte de estas cargas pesadas pueda dar lugar a un parto precoz o incluso a un aborto involuntario.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a suscribirte a otros análisis de Sociedad