Buscar

11 razones para querer ver la serie Love de Netflix

No es una historia de amor tradicional, es una historia de amor real.

11 razones para querer ver la serie Love de Netflix
Love.
Love.

Firma

Arialis Vásquez Tremont

Arialis Vásquez Tremont

Estudió Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello de Venezuela. Colabora en MUNDIARIO.

Love es una de las mejores series que Netflix ha tenido porque deja de lado los típicos clichés de las historias de amor. Si estas harto de los cuentos de hadas y te gustaría una historia real con la cual sentirte identificado, Love es para ti. Sin embargo, tampoco te enganches mucho porque también te romperá el corazón.

 

1. Mickey y Gus no son medias naranjas porque son completamente diferentes y no tienen gusto en común, pero la química entre ellos existe.

2. Increíblemente realista porque muestra todas las facetas de una relación nueva como las peleas, las vergüenzas y los nervios.

3. Sus personajes son muy cercano al público porque no te enamoras de ellos, sino que te identificas porque son jóvenes que tienen problemas y son emocionalmente vulnerables.

4. Gus es mucho más complejo que ser el típico cerebrito que es bueno, sino que tiene un lado oscuro.

5. Mickey es una mujer con muchos lados porque es divertida, inteligente, con carácter y sexy, pero también tiene una tendencia autodestructiva e indecisa.

6. Abordan temas difíciles como las drogas, el sexo y el alcohol que forman parte fundamental de la trama.

7. Mickey y Gus no son solo pareja, sino individuos porque cada uno tiene sus vidas y sus problemas que te enseña a no olvidar que primero eres persona y luego pareja.

8. Como pareja, son increíbles y horribles al mismo tiempo porque tiene una relación destructiva, pero están enamorados y buscan que su relación funcione por lo que se tambalea de un lado a otro.

9. Parte de la premisa que después del final feliz, comienza la realidad, es decir, Love no es un cuento de hadas.

10. No todo es amor, también es crecimiento porque tenemos a unos protagonistas que tienen proyectos, amigos y casas, pero a la hora de tener una relación, actúan como adolescentes.

11. Y como la vida misma, no sabes en cómo va a acabar todo porque puedes tener tus buenos momentos como puedes arruinarlo todo.