Buscar

El SIDA sigue siendo uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial

El SIDA ha pasado de ser una enfermedad mortal de carácter agudo a ser una enfermedad crónica. Esta evolución se debe a los avances en el estudio de fármacos antirretrovirales y al acceso por parte de la población a dichos tratamientos y a las pruebas de detección del VIH.

El SIDA sigue siendo uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial
Día Mundial del SIDA.
Día Mundial del SIDA.

Firma

Pilar Barral Martín

Pilar Barral Martín

Licenciada en Farmacia. Experta en Información Técnica del Medicamento. Miembro activo de Sociedad Española de Farmacia Comunitaria. Blogger y usuaria de redes sociales: Twitter, Facebook y Linkedin. Farmacéutica comunitaria y colaboradora de MUNDIARIO.

El 1 de diciembre es una fecha clave en cuanto a salud se refiere. Este día se celebra a nivel mundial el día contra el SIDA. SIDA es el acrónimo del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, todo un espectro de enfermedades causadas por la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).

El SIDA sigue siendo uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial, afectando de manera más preocupante a los países menos desarrollados y con un poder adquisitivo bajo. Se calcula que hay unos 36,9 millones de personas infectadas por el VIH en todo el mundo, de los cuales 2,6 millones son niños. En el año 2014 se produjeron unos dos millones de infecciones nuevas. Y se estima que unos 34 millones de personas han fallecido a causa de esta enfermedad, de los cuales 1,2 millones se produjeron en el año 2014.

Gracias a los nuevos avances en fármacos antirretrovirales, las personas seropositivas pueden vivir más tiempo y con mejor calidad de vida. El SIDA ha pasado de ser una enfermedad aguda de pronóstico altamente mortal, a ser una enfermedad de carácter crónico. A finales de 2014 14,9 millones de personas han recibido terapia antirretrovírica en todo el mundo, datos que representan el 40% de los 36,9 millones de personas infectadas por el VIH en todo el mundo. Esta cifra se vio incrementada a los 17 millones en 2015.  Sin embargo, cabe reseñar que este acceso no es equitativo y que los más desfavorecidos siguen siendo las personas que viven en los países menos desarrollados.

Los avances en la investigación de esta enfermedad también han conseguido reducir la transmisión de la enfermedad en mujeres embarazadas y seropositivas. En 2014 un poco más de 7 de cada 10 mujeres con VIH recibieron terapia antirretroviral.

Como cada año, y dado que es la mejor manera de luchar contra esta enfermedad, las campañas y acciones de concienciación se encaminan hacia la prevención de contagio de esta enfermedad. Las principales vías de transmisión del VIH son:

  • > Relaciones sexuales, tanto vaginales como anales, sin protección o mediante contacto bucogenital infectada sin protección.
  • > Transfusiones de sangre infectada.
  • > Intercambio de aguas, jeringas u otros objetos punzantes y/o cortantes contaminados con sangre infectada.
  • > Transmisión de la madre al hijo durante el embarazo o en el canal del parto.

La clave está en la prevención y esta se puede llevar a cabo mediante la práctica de relaciones sexuales con protección física, es decir, mediante la utilización de preservativos, someterse a las pruebas de detección y al tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, no inyectarse drogas por vía sanguínea y, en caso de hacerlo, no compartir dichas jeringas y/o agujas, y cerciorarse de que toda aquella sangre o productos sanguíneos a utilizar en la práctica médica hayan pasado por pruebas de detección del VIH.

El acceso a las pruebas de detección del VIH y los tratamientos farmacológicos deberían acelerarse de manera urgente, con el objetivo de poner fin al SIDA a finales del 2030. En el año 2014 150 millones de niños y adultos de 129 países de ingresos bajos y medianos, se beneficiaron de la realización de pruebas de detección del VIH.

La farmacia comunitaria es consciente de la gravedad de este problema y por ello, está desarrollando una serie de campañas de cribado y detección del VIH en numerosas farmacias de toda España. Las comunidades autónomas pioneras en la implantación de este servicio profesional han sido el País Vaso, Cataluña, Islas Baleares y Castilla y León. El País Vaso ha sido la primera comunidad autónoma en llevarlo a cabo y, como muestra de su efectividad, desde el 2009 se han realizado más de 14.000 pruebas de detección del VIH. La prueba se realiza de forma rápida en la botica tras analizar una pequeña muestra de sangre. Los resultados se obtienen en tan sólo 10 minutos y cuentan con una fiabilidad similar a la de las pruebas convencionales.