Buscar

La Unión Europea hace piña con España contra la injerencia de hackers rusos

Los cancilleres del Continente han respaldado públicamente a Madrid, que ha llevado el tema a Bruselas tras los ataques de hackers en plena crisis catalana.

La Unión Europea hace piña con España contra la injerencia de hackers rusos
Alfonso Dastis (centro), secretario de Exteriores de España. / Twitter-Alfonso Dastis.
Alfonso Dastis (centro), secretario de Exteriores de España. / Twitter-Alfonso Dastis.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

La Unión Europea ha hecho piña en torno a España luego de que el Gobierno español acusara la injerencia de hackers y atacantes virtuales en la crisis con Cataluña. Los cancilleres de los países integrantes del club continental debatieron al respecto este lunes y acordaron la creación de una estrategia para defenderse de esos atacantes. 

Hasta este momento, en que lo sufrió en carne propia, el Gobierno español no había sido ni de cerca el principal promotor de proyectos como este. No obstante, el encuentro de este lunes en la Comisión Europea prestó especial atención al todavía inexistente departamento de "comunicación estratégica", puesto que un grupo de países (básicamente los países de Europa del Este y el Reino Unido, como valedor principal) habían exigido más atención a la estrategia que usa el Kremlin para intervenir en la UE. El Gobierno confirmó sus temores y avisó públicamente que Rusia había influido en la campaña independentista de Cataluña. Ante ello, el canciller de España, Alfonso Dastis, debió salir al ruedo para poner la preocupación en el cuerpo de sus colegas.

El titular de Exteriores quiso dejar "constancia" sobre "cómo en otras áreas se plantean estos intentos de manipulación", en referencia a que la injerencia rusa llega incluso a quienes no viven cerca de ellos. Haciendo todo lo posible por no mencionar deliberadamente a Cataluña, pero sí tomó al movimiento independentista como ejemplo de hasta dónde están llegando las cosas. "Hemos hecho votos para desarrollar esfuerzos destinados a aumentar nuestra contribución, financiera o de recursos humanos", reveló. Con todo, ni él ni los otros cancilleres llegaron a un acuerdo sobre qué recursos utilizar para detener a los hackers rusos.

A día de hoy, hay apenas un grupo formado por solamente 14 personas que se encarga de volar desde Bruselas para destapar cualquier amenaza de manipulación tramada por Moscú. Este grupo, bautizado como East Stratcom Task Force, también debe repartir cualquier mensaje positivo sobre el club continental. De paso, las oficinas diplomáticas de la unión tienen otro equipo conformado por cuatro individuos que deben contrarrestar la propaganda del Estado Islámico y un tercero, que es más bien un dueto, que esparcen el evangelio de Bruselas en los Balcanes.

Federica Mogherini, titular de la Comisión de Política Exterior Europea, pasó de usar el caso de Cataluña para argumentar la importancia de esta iniciativa, pero sí reconoció que es de vital importancia en estos momentos. "Yo pedí incrementar los recursos de este grupo de trabajo. El Parlamento Europeo lo apoyó, pero no el Consejo Europeo (que se encarga de representar a los Estados que conforman la UE). Hoy todos los ministros de Exteriores se han comprometido; veremos si los de Finanzas siguen sus indicaciones", dijo Mogherini. Este batallón no cuenta con municiones ni fondos y 10 de sus 14 integrantes han sido propuestos por los mismos Estados, puntualmente aquellos a los que más nervios les despierta Vladimir Putin.

La injerencia de Putin y sus hombres en el conflicto catalán es cada vez más obvia. En menos de un mes, de los últimos días de septiembre a los primeros de octubre, los 14 hombres desplegados para la misión han encontrado hasta 10 ejemplos de noticias falsas en relación a lo sucedido con el desafío secesionista. Estas notas pueden encontrarse en Euvsdisinfo.eu.

El tema tiene preocupado incluso al mismo presidente Mariano Rajoy, quien compareció al respecto este mismo lunes. "No es casualidad que todas las actividades para el apoyo a la independencia de Cataluña se canalizaran en las redes sociales por las mismas vías que otros movimientos claramente antieuropeos como el Brexit o el populismo de extrema derecha. En las cuentas españolas de Twitter sobre el tema catalán, había muchos perfiles falsos. Más del 50% están registrados en Rusia y un 30% en Venezuela. Tan solo el 3% de las cuentas eran reales", explicó en una entrevista concedida al Handelsblatt de Alemania.

Los escalofríos presidenciales han alcanzado también a la titular del Ministerio de Defensa, Dolores de Cospedal. "Muchas de las actuaciones venían de territorio ruso, no sabemos si exactamente del Gobierno ruso. Y algunas han sido replicadas desde territorio venezolano", explicó de Cospedal, quien también estuvo en el cónclave de Bélgica.