Buscar

La UCO detecta indicios de financiación ilegal en la campaña del PP en 2008

Los agentes aseguran que el PP desvió subvenciones de actividades mercantiles inexistentes a la campaña electoral que encabezó Mariano Rajoy en aquel año.

La UCO detecta indicios de financiación ilegal en la campaña del PP en 2008
Mariano Rajoy, presidente de España. / Twitter
Mariano Rajoy, presidente de España. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha denunciado que el PP de Madrid desvió parte de las subvenciones públicas que el Ejecutivo de la capital daba a Fundescam, la fundación de la agrupación popular, para pagar con ese dinero todos los gastos electorales que la formación tenía para las Elecciones Generales de 2008, en las que Mariano Rajoy era el principal líder. El documento de la unidad explica que, a fin de justificar estos pagos, el partido se aprovechó de varias empresas para emitir facturas "por operaciones mercantiles inexistentes" bajo conceptos como cursos de edición de vídeo y cobertura audiovisual de sus eventos. La UCO explica que esos cursos jamás se celebraron.

Las sospechas surgieron en febrero de 2016 a raíz de un pendrive que los investigadores intervinieron a Beltrán Gutiérrez, gerente del partido. Dentro de éste, los agentes detectaron una carpeta que llevaba el título de presupuesto 08, que a la vez tenía un archivo contable con tres pestañas: Elecc 08, pendiente y resumen. Según las autoridades, al abrir la primera de las opciones encontraron "un documento contable que describe conceptos generales, tales como actos, publicidad exterior, imprenta, etc; concepto específico como esquineros, banderolas, trípticos etc; y también proveedores a los que se asocian determinados importes; todo ello, relacionado con las referidas Elecciones Generales y con la campaña electoral del Partido Popular de Madrid”.

La Guardia Civil explica que ese mismo documento detalla los gastos abonados mediante la cuenta corriente que tenía el partido para los comicios, tal y como dicta la ley, pero otros fueron enviados a otras cuentas cuya función era totalmente distinta. Dentro de esas cuentas, sobresale una de Fundescam. Puntualmente, la fundación recibió un total de 179.797 euros. La pestaña resumen deja ver cómo se repite este reparto de recursos, lo cual dio pie a la conclusión de que los gastos de la campaña de 2008 fueron "asumidos por cauces no legales", como el de la fundación.

En ese punto, los investigadores recuerdan que Fundescam se ganó en 2008 una subvención pública de la Comunidad de Madrid que para entonces era presidida por Esperanza Aguirre y que ésta fue justificada con facturas de empresas e importes coincidentes con las que los agentes encontraron en el pendrive de Gutiérrez. La única diferencia entre ambas eran los conceptos. Por ejemplo, una factura a nombre de Emfasis por el concepto de "carteles" aparece en los registros de la fundación como "edición de programa de cursos y seminarios para el años 2008”.

Otro cargo por 45.000 euros hecho a la empresa Víctor Gayo Papelerías bajo el concepto de "tríptico" en los gastos electorales, aparece en la fundación repartida en tres albaranes que dan la misma cantidad, mas el concepto es el siguiente: "edición de boletín informativo actividades a realizar por la fundación en el primer trimestre de 2008”.

En este documento también sobresale el caso de la empresa Back RV Producciones Culturales SL, a la que Fundescam pagó 50.529 y 46.189 en dos partidas distintas por "esquineros" y "telepronter" para la campaña del hoy presidente de España. Las cantidades fueron pagadas por los conservadores mediante su fundación. La Guardia Civil detectó un correo electrónico del dueño de esa empresa en que se comunicaba con Gutiérrez para organizar la supuesta planificación de cursos de formación y disfrazar así los pagos en cuestión. La UCO presenta tres facturas emitidas a distintas empresas, todas ellas vinculadas con el propietario de Back RV, por un curso de edición supuestamente celebrado entre mayo y junio de 2008, así como jornadas de diseño gráfico y el alquiler de equipo técnico para la misma causa. Los investigadores coinciden en que todas son "operaciones mercantiles inexistentes".

 

MUNDIARIO te ofrece la opción de suscribirte a otras noticias de Política.