Buscar

Trump toma la polémica decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel

El presidente de Estados Unidos ha confirmado la tarde del miércoles lo que ya se esperaba: su país reconocerá a partir de ahora a Jerusalén como capital de Israel. Además, en su discurso desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, señaló que él está reconociendo "algo obvio".

Trump toma la polémica decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gq.com
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gq.com

Firma

Tatiana Ferrin

Tatiana Ferrin

Periodista hispano-venezolana con 10 años de experiencia en medios digitales. Ha trabajado para diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado la tarde del miércoles lo que ya se esperaba: su país reconocerá a partir de ahora a Jerusalén como capital de Israel. Según recogen las agencias, el magnate ha ordenado iniciar un proceso de varios años para trasladar allí la embajada estadounidense en el país.

En un discurso desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, Trump ha señalado: "He determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel". El mandatario estadounidense ha defendido su polémica decisión aseverando que se trata de "reconocer algo obvio" que Israel defiende hace décadas y que los anteriores presidentes estadounidenses no quisieron aceptar quizá "por falta de valentía".

Ninguna nación tiene su embajada en Jerusalén debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la Ciudad Santa. Los palestinos reclaman la parte oriental de la urbe (Jerusalén Este) como capital de su futuro Estado independiente.

Como resalta El País, el anuncio rompe con décadas de política exterior norteamericana y abre un ciclo sombrío para las agónicas negociaciones de paz entre israelíes y palestinos. Para amortiguar las reacciones adversas, Trump ha insistido en que Estados Unidos sigue apoyando un acuerdo de paz y que la decisión no afecta al estatuto de soberanía de Jerusalén ni a la demarcación de fronteras. “Mantenemos nuestro compromiso de un pacto aceptable para ambos. Es tiempo de diálogo no de violencia”, ha afirmado. El reconocimiento de Jerusalén es una promesa electoral del republicano. @mundiario