Buscar

Trump, el presidente de Estados Unidos que se incomoda frente a los derechos humanos

Trump se reunión con Rodrigo Duterte, el actual presidente de Filipinas y el mismo que causó tanta polémica en el pasado reciente por sus roces con Barack Obama. 

Trump, el presidente de Estados Unidos que se incomoda frente a los derechos humanos
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gov.us
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / gov.us

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

El presidente Donald Trump se reunió con el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, en el marco de una cumbre con líderes asiáticos. Muchos esperaban que el presidente de Estados Unidos abordara con seriedad y de frente las denuncias en torno a la guerra violenta del gobierno filipino contra los consumidores de drogas, algo que sencillamente no sucedió.

"He disfrutado estar aquí. El clima siempre es bueno. Pero una cosa sobre Filipinas es que eventualmente el clima se vuelve bueno pase lo que pase ", dijo Trump durante breves declaraciones frente a los reporteros antes de la reunión, agregando que él y Duterte tienen una" gran relación ". Trump ignoró las preguntas gritadas de los periodistas sobre si presionaría a Duterte en materia de derechos humanos.

La reunión cara a cara de Trump con Duterte se produce cuando el líder filipino libra una más que violenta ofensiva antidrogas. Miles de personas han sido asesinadas en las calles durante el último año, lo que enfureció a los grupos de derechos humanos, que han denunciado repetidamente los asesinatos extrajudiciales. Duterte, cuyo gobierno ha negado la contratación de civiles a sueldo para matar a los consumidores de drogas, se ha ganado una reputación como un político abierto y sin filtros.

Anteriormente, llamó al expresidente estadounidense Barack Obama un "hijo de perra" y se jactó de asesinar gente. Trump ha evitado en gran medida enfrentar a los líderes extranjeros en materia de derechos humanos. Al preguntársele la semana pasada si siente la obligación de presionar a otros países sobre este tema, Trump dijo: "Bueno, lo hago". Pero también planteo problemas en muchas otras cosas ".

De manera similar, el presidente no ha hecho comentarios públicos sobre los registros de derechos humanos del presidente ruso Vladimir Putin y del presidente chino Xi Jinping, con quienes se reunió directamente en los últimos días. El mantenimiento de las relaciones con países clave como Rusia y China es esencial para Estados Unidos, por lo que no Trump no hará absolutamente nada que debilite ese tenue vínculo. @mundiario