Buscar

Trump insiste y firma un nuevo decreto para empezar a demoler el Obamacare

El presidente vuelve a la carga para desmontar el mayor legado de la última administración demócrata, pero sus efectos tardarán no menos de seis meses en aplicarse.

Trump insiste y firma un nuevo decreto para empezar a demoler el Obamacare
Donald Trump anuncia su nueva orden ejecutiva. / Twitter.
Donald Trump anuncia su nueva orden ejecutiva. / Twitter.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Economía. Twitter: @mundiario

Ni las grietas internas que el proyecto ha provocado en su partido, ni las puestas en evidencia a las que su insistencia lo han sometido y ni tan siqueira el hartzgo al que ha llevado a parte del núcleo conservador. Donald Trump se convierte en un tiburón que cuando huele la sangre no se detiene hasta devorar a su presa. El presidente se ha topado contra la pared en repetidas ocasiones en su intento por eliminar el Obamacare y este jueves ha vuelto nuevamente a la carga con un decreto presidencial con el que promueve los seguros de salud asequibles como primer paso de este nuevo episodio de uno de sus proyectos estrella.

"Hace 7 años, los congresistas demócratas quebraron el sistema de salud", dijo desde Washington, en alusión a la reforma sanitaria que representa el mayor legado de Barack Obama, su predecesor en la Casa Blanca.. "La ompetencia será increíble porque la aseguradoras estarán batallando por tener más clientes", agregó.

Este nuevo decreto ordenaría a las agencias federales que conduzcan un estudio para descubrir cómo facilitar que las pequeñas empresas, e incluso personas particulares, se unan y compren un seguro de salud, cita CNN a un integrante del Gobierno estadounidense.

De igual forma, el decreto daría luz verde para que los consumidores pudieran comprar pólizas a corto plazo, las cuales se desligan de las protecciones de Obamacare para quienes tienen condiciones preexistentes. Trump espera también ampliar la capacidad de los empleadores para dar dinero a los trabajadores y que éstos puedan hacerse con la cobertura que mejor les parezca.

 

El presidente advirtió que estos cambios no se harán efectivos de inmediato, sino que podrían tardar como menos seis meses.

 

El entorno del presidente confía en que estas modificaciones hagan más asequibles los seguros de salud para millones de personas.

No obstante, sus detractores temen que esta orden ejecutiva pueda liberar estos planes de salud de varias regulaciones claves del proyecto de Obama y de la supervisión del Estado, explica la misma cadena estadounidense, lo cual a su vez les permitiría vender planes con primas mucho más bajas y menos beneficios mediante las líneas estatales. Esto último traerá consecuencias preocupantes para los clientes más jóvenes y saludables del Obamacare y, encima de eso, dispararía los costos para las personas con mayores quebrantos de salud pues quedan en los intercambios.