Buscar

Las simpatías personales marcan el ritmo de trabajo de Podemos con los medios de comunicación

Podemos califica de “normal” el prohibir expresamente la presencia de algunos medios en un evento privado de su organización en el que dieron a conocer a los portavoces estatales que ansían representar a la ciudadanía española.

Las simpatías personales marcan el ritmo de trabajo de Podemos con los medios de comunicación
Pablo Iglesias junto a sus compañeros de Unidos Podemos.
Pablo Iglesias junto a sus compañeros de Unidos Podemos.

Firma

Judith Muñoz

Judith Muñoz

Periodista. Fue redactora del periódico Xornal de Galicia y actualmente coordina MUNDIARIO. Formó parte del equipo de la agencia Quattro Idcp y del periódico La Voz de Galicia. Es autora del libro de poesía Anhelo. Twitter: @opinionadas

El lunes 19 de junio tenía lugar un encuentro off de record (es decir, que no puede ser publicable por parte de los medios) entre la formación política Podemos y diversos medios de comunicación escogidos por el partido según sus personales simpatías. De tal manera que medios de comunicación españoles como El País, El Periódico de Catalunya, OK Diario, El independiente y la radio Cadena SER, quedaron expresamente excluidos de acudir a este encuentro calificado de “privado” por los líderes de la formación de extrema izquierda.

Un suceso que muchos calificaron de censura o de mordaza y que un día después ha tenido su mayor contestación desde la editorial de El País, desde donde han comparado a Pablo Iglesias con Donald Trump y a su partido Podemos con el ilegalizado partido vasco Herri Batasuna, acusado de apoyar al grupo terrorista ETA.

Según El País, este hecho es una “muestra más del colosal desprecio a la libertad de información que profesa la formación liderada por Pablo Iglesias”. Desde el resto de medios vetados no han protagonizado un rechazo tan frontal con esta actitud de Podemos. Si bien se han limitado a informar del suceso en sus propios medios sin dar mayor cobertura al partido político.

Otros medios de comunicación no afectados por esta llamada mordaza también se han hecho eco del suceso pero desde sus páginas de opinión no han dedicado mayor espacio. En eldiario.es podemos incluso encontrar un artículo de opinión titulado “Cuando te dicen que mejor te calles”, pero al acceder a su lectura encontramos que allí se habla de la Ley mordaza del PP, no de esta otra actitud calificada también de mordaza por otros medios de comunicación, respecto a Podemos.

Este partido, de hecho, ha calificado su actitud de “normal” y aseguraron que se trata de una cuestión personal con los medios más que de enfrentamiento con los mismos. ¿Ustedes entienden esta explicación? Sea como fuere, desde el partido político aseguraron que “a las comunicaciones oficiales, bienvenidos todos”.

En la calle las opiniones se dividen entre aquellos que rechazan frontalmente que alguien que intentó convertirse en Presidente del Gobierno de España hace una semana, ahora protagonice un episodio de censura a un grupo de medios de comunicación por cuestiones personales. Y los que apoyan que a un acto privado con medios de comunicación, Podemos elija a quien más le guste.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.