Buscar

Santamaría adiverte al Gobierno catalán que es hora de asumir su fracaso

Soraya Sáenz de Santamaría ha avisado a Carles Puigdemont que cuando los más moderados, como Albert Battle, se alejan es porque las cosas se han salido de control.

Santamaría adiverte al Gobierno catalán que es hora de asumir su fracaso
Soraya Sáenz en el Congreso. / Twitter.
Soraya Sáenz en el Congreso. / Twitter.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

La renuncia del director de los Mossos D'Esquadra ha despertado este lunes a Cataluña y España. Albert Battle dejó su puesto a raíz de sus diferencias con Carles Puigdemont en el avance de éste en su proyecto de la consulta independentista que planea celebrar el próximo 1 de octubre. Su dimisión fue tomada con pesar por Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta de Gobierno, quien dijo que eso tan solo demotraba la "gravísima dinámica" que ha adoptado el Govern. Así, ha dicho que cuando los personajes más moderados se bajan del barco es momento de que los principales promotores de la causa "reconozcan su fracaso ahora" o el 1 de octubre, cuando su referendo no pueda celebrarse.

"Cualquier persona que haga bien su trabajo, que respete la ley y que cumpla su obligación, tenga que renunciar por motivos políticos", dijo, refleja "la gravísima dinámica" que Puigdemont y su segundo, Oriol Junqueras, han instalado en las instituciones catalanas. Posteriormente, dijo que la caída de Battle es especiamente significativa, pues era una de las pocas personas que aportaban algo de "realismo" al disparatado proyecto del jefe de la Generalitat.

Posteriormente, todo antes de entrar a la reunión de balance del Consejo de Presidentes, la segunda del Ejecutivo abarcó el tema de la compra de urnas. El Gobierno catalán insiste en que celebrará el referendo a toda costa, pero el tema de las urnas es bastante delicado, probablemente en este punto el más delicado de todos. En cuanto se hayan comprado, se habrá dado un gran paso para la celebración de su consulta. Santamaría ha dicho que si las autoridades catalanas insisten en presionar a su propia gente, Madrid tendrá que intervenir para poner a cada quien en su lugar.

"Cualquier Gobierno sensato lo que haría es pararse, reflexionar y analizar la deriva en la que están colocándose y a la que están llevando a tanta gente moderada y sensata que solo quiere hacer su trabajo bien en Cataluña", dijo. Es más, dijo también que podrían ser los mismos catalanes quienes les encaren cuando se den cuenta que el Govern mismo está caminando con los ojos cegados por su ensimismamiento.

Dinámica diaria

"Si en esa dinámica de encerrados en sí mismos se eligen a los más radicales o más fanáticos a la hora de llegar el 1 de octubre, ¿qué referéndum quieren hacer y a dónde van a llevar al pueblo de Cataluña?". La vicepresidenta ha criticado que el Govern está consciente de que toda España está dispuesta a dialogar mientras ellos siguen alejándose de todo el país en su obsesión por hacer su voluntad. "Todo lo que piensa diferente al presidente o vicepresidente de la Generalitat lo cesan simplemente por querer cumplir la ley o tiene que dimitir", lamentó.

"Creo que en cualquier democracia un Gobierno como ese (el catalán) habría durado solo dos telediarios. Este está durando un poco más porque no saben cómo asumir que el referendo es un fracaso", sentenció.

 

 

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.