Buscar

Los salvadores del PSOE resulta que ahora no saben levantarlo y se entregan a Rajoy

Susana Díaz y sus barones presumieron de campeones en votos para dar el golpe contra Sánchez pero ahora resulta que no saben qué hacer, le tienen miedo a las urnas y apoyarán la elección de Rajoy no por patriotismo, sino porque no quieren cosechar un peor resultado que el candidato al que echaron.

Los salvadores del PSOE resulta que ahora no saben levantarlo y se entregan a Rajoy
Susana Díaz, Javier Fernández y Guillermo Fernández Vara.
Susana Díaz, Javier Fernández y Guillermo Fernández Vara.

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

Analista de la actualidad. Escribe en MUNDIARIO.

Los salvadores y redentores del PSOE resulta que ahora no saben levantarlo y se entregan al popular Mariano Rajoy, al que harán presidente del Gobierno mediante una abstención en la sesión de investidura. "Lo que hay es una disyuntiva, una elección entre abstención o elecciones. Estamos en el territorio del mal menor. Ninguna opción es buena. [...] Abstenerse no es apoyar. La abstención solo es posible cuando no hay ninguna alternativa", se justifica ahora el presidente de la gestora, el asturiano Javier Fernández.

En realidad, Susana Díaz y sus barones presumieron de ser campeones en votos para dar el golpe contra su secretario general, Pedro Sánchez, pero ahora resulta que no saben qué hacer, le tienen miedo a las urnas y apoyarán la elección de Mariano Rajoy no por patriotismo, sino porque no quieren cosechar un peor resultado que el candidato al que echaron.

El primer secretario del PSC aseguró que su posición de que el PSC vote en contra de la investidura de Rajoy "no ha cambiado" tras la reunión que mantuvo este martes con el presidente de la gestora del PSOE

A estas alturas, sólo los socialistas catalanes mantienen  su coherencia sin ambigüedades. Así, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, aseguró en su cuenta de Twitter que su posición de que el PSC vote en contra de la investidura de Mariano Rajoy "no ha cambiado" tras la reunión que mantuvo este martes con el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández.

Conclusión: la abstención del PSOE está al caer. La clave ya no es tanto si el partido optará por facilitar la continuidad de Mariano Rajoy o mantendrá su rechazo como por cuánto se impondrá la primera opción y qué fracturas acarreará, sobre todo entre las bases. Según El Periódico de Catalunya, todos los dirigentes, los afines y los contrarios al dimitido Pedro Sánchez, ya dan por hecho que saldrá adelante con cierta amplitud.