Buscar

La pequeña Republica de Kosovo, puente entre Centroamérica y los Balcanes

Este diminuto país que logró su independencia en 2008 tras años de inestabilidad enmarcada en los diferentes conflictos ligados al proceso de desintegración de la antigua Yugoslavia comunista.

La pequeña Republica de Kosovo, puente entre Centroamérica y los Balcanes
Vista aérea de Kosovo.
Vista aérea de Kosovo.

Firma

David Balsa

David Balsa

Presidente de la Conferencia Eurocentroamericana. Colaborador de MUNDIARIO.

La Republica de Kosovo, un pequeño país de cerca de dos millones de habitantes enclavado en el corazón de los Balcanes, accedió a su independencia en 2008 tras una larga etapa de inestabilidad enmarcada en los diferentes conflictos ligados al proceso de desintegración de la antigua Yugoslavia comunista. En 1999 ante el genocidio iniciado por el régimen de Slobodan Milosevic, posteriormente encarcelado y juzgado por el Tribunal de La Haya por crímenes de guerra cometidos contra la población de etnia albanesa, se produjo una intervención militar de la OTAN que daría lugar a la salida de las fuerzas serbias del territorio. Tras una etapa de reconstrucción y estabilización se celebraron elecciones que dieron nacimiento a un parlamento multiétnico y democrático. Aunque cerca del 90% de la población es de etnia albanesa y de religión mayoritariamente musulmana existe una significativa minoría serbia y religión cristiana ortodoxa especialmente en el norte del país en el entorno de la ciudad de Mitrovica.

Las instituciones y la sociedad civil han realizado denodados esfuerzos por conseguir la reconstrucción del país -tanto económica como social- asi como la reconciliación entre las diferentes comunidades tras los trágicos acontecimientos vividos en el territorio. Mas de un centenar de países han reconocido al joven estado kosovar pero la oposición de la Republica de Serbia a reconocer la secesión de su antigua provincia ha provocado el no reconocimiento de su independencia por estados significativos en el concierto internacional como Rusia, China, España, India, Mexico o Brasil. En Naciones Unidas o en la UNESCO la solicitud de ingreso de la Republica de Kosovo no ha tenido éxito hasta el momento.

Sin embargo la Republica de Kosovo ha realizado esfuerzos significativos para ser un elemento de estabilidad en los Balcanes y no de división. En primer lugar sus lideres han explicado unánimemente que su proceso de independencia no es un precedente para otros territorios  sino producto directo de la limpieza étnica aplicada contra su población y las decadas previas de opresion de la lengua y cultura albanesas. Existen además unas conversaciones, auspiciadas por la Unión Europea, para promover el acercamiento entre los gobiernos de Belgrado y Prishtina, las capitales de ambos estados vecinos ligados por una historia secular. Parece razonable dar una oportunidad a los kosovares para demostrar su voluntad de construir un estado multiétnico y democrático superando la trágica historia de conflictos de la región de los Balcanes. En este sentido la demora de la Unión Europea en la liberalización de los visados a los ciudadanos kosovares no es una buena señal. Kosovo, habitado por una población mayoritariamente joven y conectada ampliamente a las nuevas tecnologías y a las redes sociales, no puede seguir aislado por barreras. El futuro de Kosovo, y el de su vecina Serbia, esta en la Unión Europea que debe proseguir apoyando la reconstrucción de la economía kosovar y la libre circulación de sus ciudadanos que al fin y al cabo son tan europeos como los húngaros, los búlgaros, los franceses o los españoles.

 

Es una buena noticia los esfuerzos de Kosovo por abrirse al mundo en todos los planos. No solo a sus vecinos europeos, donde pertenece por historia y tradiciones, sino al conjunto de la Comunidad Internacional. Con  Centroamérica, que  se encuentra inmersa en la ultima decada en un proceso acelerado de integración política y económica con importantes similitudes con la Unión Europea, se han establecido prometedoras relaciones. Algunas de estas iniciativas han sido lideradas por los hermanos Veton Surroi y Flaka Surroi, ambos buenos conocedores de America Latina y Centroamérica como brilllantes estudiantes que fueron en la Universidad Autonoma de Mexico. Desde el independiente "Club de Politica Exterior" o desde el prestigioso periódico "Koha Ditore" (Tiempo Diario) el diario de mayor circulación de Kosovo tanto Veton Surroi como Flaka Surroi siempre han procurado promover la reconciliación interétnica, la consolidación de las instituciones democráticas y reforzar el papel del joven estado kosovar en la escena internacional con especial atención a las relaciones con America Latina y Centroamérica.

Recíprocamente el incremento de relaciones de Centroamérica con la Unión Europea ha llevado también al creciente interés por las relaciones con otras áreas del continente europeo y en particular los Balcanes. En este sentido la región de los Balcanes ha  sido en la ultima década progresivamente un foco de interés para los estados nacionales e instituciones centroamericanas. Los contactos con Macedonia, Serbia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina se han incrementado tanto en las áreas políticas como comerciales. Pero sin duda ha sido la Republica de Albania el país con el cual se ha producido una mayor interaccion en todos los ámbitos. En el campo económico diversas ferias empresariales han contado con la presencia de delegaciones albanesas y han sobresalido los esfuerzos del exdiplomatico y empresario Eduard Hyseni,  Presidente del "Grupo Meidane" por promover inversiones en diferentes sectores como turismo, energía e infraestructuras. En el campo institucional recuerdo con claridad uno de mis encuentros en Tirana con el entonces VicePrimer Ministro y actualmente nuevo Presidente de la Republica, Illir Meta, sus palabras acerca de la necesidad de reforzar los lazos culturales y económicos entre nuestros pueblos asi como la conveniencia de sumar a ese dialogo a la Republica de Kosovo. Este compromiso ha sido mantenido en el mandato del Primer Ministro albanes Edi Rama con diversas iniciativas desde la participación de empresas albanesas en ferias y exposiciones en Centroamérica, el reforzamiento de relaciones diplomáticas y consulares asi como un constante apoyo al intercambio de culturas en línea con la destacada presencia de los intelectuales albaneses en la iniciativa de la "Alianza de Civilizaciones" promovida por Naciones Unidas bajo los auspicios del Presidente turco Tayyip Erdogan y el ex Presidente español Jose Luis Rodríguez Zapatero.

En este marco de relaciones Centroamérica-Balcanes, donde la diplomacia albanesa ha jugado un claro papel de liderazgo en estos últimos años  como puente entre ambas regiones, es donde ha sobresalido la presencia cada vez mas activa de Kosovo. En la actualidad la mayoría de estados centroamericanos mantiene relaciones diplomáticas y consulares con la Republica de Kosovo a diferencia de otras regiones como Suramerica, Asia o Africa donde aun existen reticencias notables al respecto debido en buena medida al desconocimiento sobre la actual realidad geopolitica de los Balcanes. En este sentido es de señalar el encuentro en Bruselas entre el entonces Presidente del Parlamento Centroamericano, Leonel Vasquez Bucaro  con el Embajador de Kosovo ante la Unión Europea, Ilir Dugoli,  asi como la posterior presencia de una delegación de parlamentarios encabezada por el Presidente del Parlamento de Kosovo Kadri Veseli en Panama. En ambos encuentros, en los que en mi calidad de Presidente de la Conferencia Eurocentroamericana tuve el placer de participar, se expresaron y se avanzaron iniciativas para reforzar la colaboración institucional. Sobre estas cuestiones también tuve ocasión de conversar en distintas visitas a Prishtina con los Viceprimeros Ministros kosovares Hajredin Kuqi y Behgjet Pacolli. Hay ademas un claro consenso entre las principales fuerzas politicas en Kosovo, desde los actuales partidos gobernantes PDK y LDK a la principal fuerza opositora Vetvendosje, sobre la necesidad de profundizar las relaciones de amistad con Centroamerica. El entonces Presidente de la Republica de Honduras, Porfirio Lobo, en  su visita oficial a Kosovo y en la ceremonia en la que fue investido como Doctor Honoris Causa por una prestigiosa universidad kosovar agradecio la unanime y calida acogida recibida y expreso en su discurso de aceptación la necesidad de profundizar relaciones entre nuestros pueblos y estados con especial atencion al intercambio de estudiantes, profesores e intelectuales.

Existe un interés creciente en Centroamerica en el conocimiento de la cultura y los artistas de los Balcanes y  son los artistas de Albania y Kosovo los que como embajadores culturales balcanicos mayor audiencia y repercusion han conseguido. El escritor albanes Ismail Kadare, autor de "El Palacio de los Sueños" o "El General del Ejercito Muerto", ha sido traducido ampliamente al español y es conocido en todas las universidades y circulos culturales, especialmente tras la concesión en España del reconocido Premio Principe de Asturias de las Letras. Igualmente exitosas cantantes como la kosovar Zanfina Ismali, han sido entrevistadas por cadenas de television centroamericanas y algunas de sus bellas canciones se han convertido en la principal referencia musical de los Balcanes para los jovenes en Centroamérica. En cinematografia la  actriz kosovar Arta Dobroshi con filmes profundos e intimistas como "El Silencio de Lorna" o "Tres veces veinte años" ha conseguido una destacada popularidad en los países centroamericanos. En el plano cultural es de reconocer la positiva labor desarrollado por diferentes medios de comunicación kosovares, en especial el ya citado "Koha Ditore", por acercar noticias del mundo Centroamericano y de la cultura hispana a la audiencia kosovar.

Tras las elecciones legislativas en la Republica de Kosovo y la Republica de Albania de este proximo mes de junio que confiamos contribuyan a a la consolidacion de ambas jovenes democracias sera una buena oportunidad para reforzar los lazos con Centroamerica. En este sentido la celebracion de la "Iª Cumbre Centroamerica-Balcanes" prevista para inicios del 2018 en una de las capitales balcanicas sera sin duda una excelente oportunidad para ampliar y extender las relaciones politicas, comerciales y culturales entre ambas regiones.