Buscar

¿Puede China evitar una guerra entre EE UU y Corea del Norte?

En Corea del Norte unos 3,5 millones de ciudadanos se han alistado para luchar contra EE UU, mientras el presidente chino, Xi Jinping intenta conciliar, pidiendo a su homólogo estadounidense Donald Trump "contención".

¿Puede China evitar una guerra entre EE UU y Corea del Norte?
Donald Trump, presidente de Estados Unidos; Xi Jinping, presidente de China, King Jong-un, líder supremo de Corea del Norte. / RR SS
Donald Trump, presidente de Estados Unidos; Xi Jinping, presidente de China, King Jong-un, líder supremo de Corea del Norte. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte se hace cada vez mayor. Las amenazas de guerra resuenan con fuerza entre ambas naciones. Trump dice estar listo y Kim Jong-un también. En el medio de la confrontación ha aparecido China, que busca mediar haciendo de puente conciliador. Pero el gigante asiático no solo ha intervenido para llamar a la calma, también ha dejado claro que responderá con mano dura si sus intereses se ven comprometidos por cualquiera de los dos países.

Pekín le pidió a Washington contención para evitar más tensiones en la península de Corea. El mandatario chino Xi Jinping mantuvo una conversación telefónica con Trump esta semana, en la que le aseguró al republicano que China “está dispuesta a trabajar con el Gobierno estadounidense para resolver la cuestión", según ha informado la agencia oficial Xinhua. Y esta no es la primera vez que la potencia asiática intenta intervenir en el conflicto, ya el Ministerio de Asuntos Exteriores chino había adelantado unas horas antes de la llamada a la Casa Blanca, que Estados Unidos y Corea del Norte debían "abandonar el viejo método de alardear de su poder".

Al parecer la estrategia de China es permanecer neutral ante la contienda. Ya lo advertía esta semana un editorial del diario nacionalista chino Global Times, que dejaba ver entre otras cosas, las tres opciones claves que manejaría la potencia asiática si Corea del Norte y Estados Unidos entraban en guerra. Según la publicación, la norma es evitar que el conflicto escale. En este punto el escrito destaca que a pesar de la contienda verbal sin precedentes que han protagonizado Trump y Kim Jong-un, los chinos aún no creen que las acciones bélicas de las que presumen los mandatarios sean tan cercanas como la retórica de los lideres ha sugerido.

Así mismo, Global Times deja claro que difícilmente China sea "capaz de persuadir a Washington o a Pyongyang para que retrocedan en estos momentos", pero no se intimida al advertir que la nación debe responder "con mano firme" si sus intereses estratégicos regionales corren peligro.

El segundo punto expuesto por el medio hace referencia a un hipotético ataque de Corea del Norte a Estados Unidos. Ante esta posibilidad, el editorial sugiere que China “se mantendrá neutral si Corea del Norte lanza misiles que amenacen territorio estadounidense y los EEUU responden". La afirmación deja ver que en el caso de que el conflicto estalle, Kim Jong Un, quien hasta ahora ha sido tratado como un aliado estratégico regional muy importante para el gobierno de Beijing, se quedaría sin el apoyo de la potencia asiática si decide emprender una ofensiva sobre la isla de Guam, como ha amenazado en los últimos días.

El tercer punto resaltante de la publicación realizada por el diario no directamente ligado con el Gobierno chino, pero sí relacionado con sectores nacionalistas del régimen, apunta hacia un posible derrocamiento del régimen de Kim Jong Un. Ante la posibilidad de que Washington y Seúl pretendan terminar con la situación política actual de la península, la tarea de China será plantarse para impedirlo. La nación "resistirá firmemente que cualquier bando quiera cambiar el statu quo de áreas donde haya intereses chinos", destaca la publicación.

Aunque todas estas posturas son hipotéticas, está claro que las acciones de China por intervenir en un choque de trenes entre Estados Unidos y Corea del Norte, obedecen más allá de una actitud de buena voluntad, a la protección de los intereses estratégicos de la nación. Pero ¿podrá realmente el gigante asiático frenar la guerra entre Washington y Pyongyang?

Algunos expertos han apuntado que la capacidad de influencia de Pekín es limitada. "China nunca ha sido dueña de Corea del Norte, y Corea del Norte nunca ha escuchado las sugerencias de China", aseveró en días pasados a la agencia Reuters el experto en Corea del Norte de la Escuela Central del Partido Comunista, Zhang Liangui.

 

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.