Buscar

¿Se puede acabar con las causas profundas de la esclavitud y liberar a los esclavizados?

Más de 60 millones de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares —y millones más que cruzan las fronteras en búsqueda de una vida mejor— pueden correr el riesgo de ser víctimas de la trata y de quedar esclavizadas.

¿Se puede acabar con las causas profundas de la esclavitud y liberar a los esclavizados?
Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud.
Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud.

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario.

Este 2 de diciembre se celebra el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, que, como sostiene Naciones Unidas, ofrece la oportunidad de reafirmar la determinación de luchar contra los problemas contemporáneos. Las formas modernas de esclavitud son numerosas y comprenden desde el trabajo de los niños como empleados domésticos, peones agrícolas u obreros fabriles, pasando por los trabajadores en régimen de servidumbre que se esfuerzan por pagar deudas cada vez más elevadas, hasta las víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual, que sufren abusos indecibles.

Aunque resulta difícil reunir datos estadísticos sobre esos delitos, los expertos estiman que en 2015 había casi 21 millones de personas esclavizadas en el mundo. "Por ellos, y por todos los que corren el riesgo de ser esclavizados, tenemos el deber de poner fin a tal infamia", dice el Secretario General de Naciones Unidas.

Más de 60 millones de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares —y millones más que cruzan las fronteras en búsqueda de una vida mejor— pueden correr el riesgo de ser víctimas de la trata y de quedar esclavizadas.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible brinda la oportunidad de cambiar de manera fundamental las condiciones que alimentan la pobreza, la injusticia y la discriminación por razón de género. Al aprobar la Agenda, los dirigentes mundiales se comprometieron a consolidar la prosperidad, la paz y la libertad para todas las personas. Y, en concreto, establecieron los objetivos de erradicar el trabajo forzoso y la trata de personas —y poner fin así a todas las formas contemporáneas de esclavitud y trabajo infantil.

Durante más de dos decenios, el Fondo Fiduciario de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para Luchar contra las Formas Contemporáneas de la Esclavitud ha prestado asistencia humanitaria, financiera y jurídica a decenas de miles de víctimas en todo el mundo, cambiando significativamente sus vidas.