Buscar

¿Por qué el PSOE nunca ha formado o pactado ningún gobierno con la derecha?

El PSOE gobierna varias Comunidades y Ayuntamientos con el apoyo de Podemos a los que a su vez apoya en otras partes, pero nunca ha pactado con el PP ¿porqué?

¿Por qué el PSOE nunca ha formado o pactado ningún gobierno con la derecha?
Seguidores del PSOE.
Seguidores del PSOE.

Firma

Raúl Saavedra

Raúl Saavedra

Ingeniero industrial por la ETSIIM. Colabora en MUNDIARIO.

En estos momentos en que los socialistas no son capaces de pactar ni entre sus diversas tendencias es fácil de entender que no hablen con la derecha pero no viene de ahora, de la era Rajoy, el no apoyar a un gobierno a su derecha se remonta mucho más atrás. El socialismo que abandonó el marxismo ya con Felipe Gonzalez, ha realizado muchos pactos de gobierno con los comunistas que habían abandonado a su vez el leninismo y formado Izquierda Unida (IU). Juntos gobernaron España con ERC, Cataluña, también con ERC, o Galicia con el BNG, e hicieron una excepción admitiendo que el PP les apoyase en el Pais Vasco, en la era de Patxi Lopez, por su sentido de estado, o que Ciudadanos les apoye en Andalucía siguiendo la tendencia del partido de Rivera de hablar con la lista más votada, sin embargo nunca  ha sucedido al revés.

Sería sencillo citar la enemistad, o el odio, de Sanchez hacia Rajoy, o la necesidad se mantenerse radicalmente en la izquierda para frenar la sangría que les ha provocado Podemos y sus aliados, pero quizás haya que ir más lejos, a los traumas de posguerra. Hace ahora 100 años de la revolución rusa en plena guerra mundial, revolución marxista de la que solo quedan unos pocos vestigios en Corea o Cuba, y un siglo más de la revolución francesa cuyos princípios básicos, como la soberanía popular, siguen vivos e implantados en todo el mundo desarrollado. Estos principios de libertad y fraternidad han conseguido regresar despues de cada conflicto para hacernos olvidar los malos momentos, así Alemania tuvo que olvidar que en sus campos de concentración se asesinaron a los comunistas, gitanos o judíos, y que se mataba solo por querer saltar un muro en Berlín, además de los 8 millones de Alemanes muertos en la guerra. Mientras la Rusia de Stalin mataba a 20 millones de rusos discrepantes, 50.000 ancianos, mujeres y niños morían en el innecesario bombardeo de Dresde por los americanos, que poco despues mataban a la población civil por cientos de miles con bombas atómicas. Esto fue hace 72 años pero los conflictos han continuado  en todos los países del telón de acero y en parte de ellos hasta asolados por cruentas guerras civiles. Pues a pesar de todo eso, en Europa los gobiernos de coalición son lo más frecuente mientras en España son imposibles.

Nosotros seguimos desenterrando a los muertos 80 años despues, que no es lo grave, lo grave es que el País siga dividido en derechas e izquierdas, en rojos y azules como critica Ciudadanos, que estamos todavía en el 36 en plan de Frente Popular con los nacionalistas del hecho diferencial y con ERC esperando la ocasión de declarar una vez más la independencia, frente a el centro y la derecha. Es algo que está presente en la calle, y como prueba tenemos el despilfarro, la obsesión porque "no falte", el "por si acaso", y aunque ya no guardamos latas y lentejas en la despensa, nos lleva siempre a comprar en exceso convirtiéndonos en el país del mundo que más alimentos tira y entre los que generan más basura, más residuos. 

Mientras nosotros seguimos con nuestros traumas, Europa da un paso más y forma gobiernos de concentración, algo similar a lo que se pedía aqui al PP, C's, y el PSOE, y para ejemplo Francia. Macron ha formado un gobierno con centristas, socialistas, conservadores, y hasta ecologistas, equilibrado en género, y con ministros desde 34 a 69 años ¿se puede pedir más? El objetivo es dejar los problemas domésticos y centrarse en reconstruir Europa con altura de miras, con sentido de estado.Esperemos que esta vez no rechacemos la revolución que vuelve y pensemos en todos los españoles con los mismos derechos e ilusiones. No somos responsables de lo que han hecho nuestros padres o abuelos. El odio y la venganza por familias, etnias o bandos, es un concepto tribal de muchos siglos atrás. Ahora debe primar el sentido de estado. Hay que reconstruir los destrozos del vendaval llamado crisis y hemos de hacerlo juntos. Todos los partidos constitucionalistas están obligados a olvidar colores y lograr la reconciliación nacional. Si es necesario reformar la Constitución que se haga con sus propias leyes. Estamos en una nueva transición, y como la anterior, que sea para mejorar y convivir en paz reparando posibles injusticias que se hubiesen producido. Esperemos que el PSOE vuelva al sentido de estado, el PP dialogue y cumpla sus pactos, y que ambos acaben de limpiar sus casos de corrupción junto con los convergentes catalanes (sin pactos oscuros).

 
MUNDIARIO te ofrece la opción de suscribirte a otras noticias de Política.