Buscar

El PSOE afina los detalles para hacer oficial su decisión de abstenerse

Bajo el eufemismo de evitar unas peligrosas terceras elecciones, en el partido socialista ya pocos dudan de que la abstención se impondrá sobre el "no", aún defendido por algunos.

El PSOE afina los detalles para hacer oficial su decisión de abstenerse
Patxi López ha cambiado del "no" a la abstención.
Patxi López ha cambiado del "no" a la abstención.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

La decisión ya está tomada. El PSOE anunciará su abstención para la nueva investidura de Mariano Rajoy tras su Comité Federal del domingo. Ningún directivo de los importantes lo ha confirmado explícitamente pero el temor general del partido a unas terceras elecciones los forzará a optar por una opción que no estaba en sus planes inicialmente.

"Me sorprende mucho que ahora todos llevan defendiendo la abstención desde julio. No se debatió porque no había con quién", asegura una fuente interna del partido. Lo cierto del caso es que los socialistas siguen partidos en dos, pero en las últimas semanas han habido nombres importantes que han pasado del no, no y recontra no al bando de los abstencionistas, como es el caso de David Lucas, senador y alcalde de Móstoles.

Sumado a Lucas, varios de los más fieles a Pedro Sánchez también han entrado en razón y han dicho públicamente que lo más conveniente es respetar la disciplina de voto que imponga el comité. Dentro de este grupo se encuentran algunos nombres fuertes como César Luena, Patxi López, Adriana Lastra o Rafael Simancas. "Todos debemos cumplir lo que el partido decide, claro", admitió Luena.

Mientras tanto, en la gestora confían en que se mantendrán las filas cerradas. Aun con las constantes amenazas del PSC de saltarse lo que les llegue desde Ferraz, la mayoría del bloque pasará de votar. En el caso de los catalanes, vale decirlo, el reglamento interno del partido los hace ser una suerte de partido independiente. Odón Elorza, Margarita Robles o Susana Sumelzo, son otros de los nombres que dirán no a Rajoy, pero aun por esas no llegarán a ninguna cifra representativa.

Desde la renuncia de Sánchez, el PSOE ha sido un terremoto con réplicas incesantes. Quienes promovieron su caída ascendieron con la promesa, o cuando menos la insistencia, de que salvarían al partido de la guerra civil que desató su exsecretario general. Sin embargo, a estas alturas no han logrado cumplir su cometido y han terminado entregándose a la abstención ante el temor creciente de unas terceras elecciones. De acuerdo a Europa Press, para la votación interina del domingo, la abstención sumará más de 40 votos de diferencia frente al no. Antes de la renuncia de Sánchez, esa estadística iba en 132 a 107.

Por último, en el partido obrero quieren que cada quien haga público su voto. Esa medida llega como respuesta a que, hace unos días, algunos propusieron que cada quien votara en secreto, lo cual fue negado tajantemente por Mario Jiménez, portavoz de la gestora. "Se va a saber qué vota cada uno. Será interesante ver por qué abogan Susana Díaz, Ximo Puig o Emiliano García-Page", dijo un dirigente del partido.@hmorales_gt