Buscar

El primer ministro de Canadá, objeto de burlas y críticas por sus palabras sobre Fidel

El tributo que ha expresado el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, hacia el recién fallecido Fidel Castro, ha provocado duras críticas, y hasta cruentas burlas.

El primer ministro de Canadá, objeto de burlas y críticas por sus palabras sobre Fidel
Justin Trudeau saluda a Raúl Castro, hermano del Fidel. / Getty Images.
Justin Trudeau saluda a Raúl Castro, hermano del Fidel. / Getty Images.

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO.

Justin Trudeau, Primer Ministro de Canadá, es un político joven, y los observadores más moderados han atribuido a esta condición los comentarios de Trudeau sobre la muerte de Fidel Castro, a quien  calificó de "extraordinario" y de "líder de toda una vida que sirvió a su pueblo".

Los menos, y más duros entre ellos, sí que no lo perdonaron, y percibieron la declaración de Trudeau como exagerada y parcial, al ignorar los señalamientos de abusos a los derechos humanos y la constante represión política ha patrocinado durante décadas el régimen del líder cubano. La declaración también pudo inspirar muchas graciosas parodias en las redes sociales con el hashtag #TrudeauEulogies.

"Fidel Castro fue un líder de toda una vida que sirvió a su pueblo durante casi medio siglo. Legendario revolucionario y orador, Castro hizo importantes mejoras en la educación y el sistema de salud de su nación isleña, Aunque era una figura controversial, tanto los simpatizantes como los detractores de Castro reconocían su tremenda dedicación y amor por el pueblo cubano, que mantenía un profundo afecto por el Comandante", ha dicho Trudeau evidentemente destacando los aspectos positivos de la Revolución cubana, como el hecho de exportar médicos y haber erradicado el analfabetismo. 

Del sincero enojo, estas declaraciones pasaron a inspirar más burlas que otra cosa, y las redes sociales se mofaron del mensaje de Trudeau publicando numerosas odas similares en honor de Benito Mussolini, Kim Jong il, José Stalin y Osama bin Laden. También hubo amor para Darth Vader, el Guasón y el señor Burns. Para quien no lo recuerde, este último es el cruel jefe de Homero Simpson.