Buscar

Podemos irá por el Ejecutivo central tras su pacto manchego con el PSOE

Los dirigentes del partido celebraron el inicio del primer Gobierno en unidad con los socialistas, con todo y la reticencia de Emiliano García-Page.

Podemos irá por el Ejecutivo central tras su pacto manchego con el PSOE
José García Molina, líder de Podemos en Castilla-La Mancha. / Twitter
José García Molina, líder de Podemos en Castilla-La Mancha. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Economía. Twitter: @mundiario

El PSOE y Podemos han dado inicio este jueves en Castilla-La Mancha su primer Gobierno juntos, el primer proyecto que llevarán a cabo tras varios coqueteos. José García Molina, secretario general de los morados en la comunidad, es el nuevo vicepresidente, mientras que su compañera de filas Inmaculada Herranz obtuvo el puesto de consejera. Este acuerdo marca un antes y un después en la relación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, quienes a su vez tuvieron que reforzar sus respectivos puestos en las últimas primarias de sus partidos. Así, socialistas y morados están más listos que nunca para proyectos más grandes como, según dijo Pablo Echenique, marcar el rumbo para ir a por la cabeza del Ejecutivo central.

"El acuerdo no tiene por qué ser extrapolable a otras comunidades autónomas ni al conjunto del país", moderó Emiliano García-Page, uno de los líderes socialistas quien nunca se inmutó en mostrar su desacuerdo por cualquier pacto con Podemos.

"Aunque lo que este jueves ha ocurrido en Castilla-La Mancha no sea directamente extrapolable a otros territorios, espero que marque el rumbo de lo que puede pasar en el ámbito estatal", replicó por su parte Echenique, secretario de Organización de Podemos, partido que ya antes del verano dirigió una moción de censura contra Rajoy.

Las direcciones nacionales de las dos agrupaciones han mantenido coqueteos en público desde aquella fallida empresa en el Congreso, tomando sus diferencias con el PP como el punto de encuentro ideológico. Es más, tanto Sánchez como Iglesias colaboraron para desbloquear el acuerdo manchego, el cual incluyó el apoyo de los legisladores de Podemos para los presupuestos del Ejecutivo local. Si bien es cierto entre ambos había pactos de investidura en Baleares, Aragón, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, es la primera vez que ambos partidos se unen en una sola carne para formar gobierno juntos. Luego de un intenso 2015 en materia electoral, incluidas dos elecciones generales, el pacto en la comunidad en cuestión quedó muy débil, por lo que los dos partidos debieron dar su palabra y comprometerse a cumplir sus promesas. Así, el territorio manchego ha quedado como una especie de ensayo para cosas más grandes.

"Espero que el PSOE no lleve adelante medidas que no haya negociado con nosotros", advirtió tajante García Molina. El jefe de Podemos en la comunidad también solicitó "templanza e inteligencia política" para "negociar lo negociable y dejar apartado lo innegociable". También ha contestado a las críticas que han hecho Miguel Urban y Teresa Rodríguez desde anticapitalistas, que han dicho que este pacto representa "subordinarse al PSOE": El 80% de la Asamblea Ciudadana de Castilla-La Mancha nos ha dicho 'adelante".

 

 

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.