Buscar

Page, ¿no habíamos quedado en que el PSOE tenía una potente candidatura?

Lejos de confiar en su criterio, los otros barones del PSOE adscritos a la andaluza Susana Díaz le tienen pánico a unas terceras elecciones y basan precisamente en eso su apoyo a la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy.

Page, ¿no habíamos quedado en que el PSOE tenía una potente candidatura?
Emiliano García Page.
Emiliano García Page.

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

Analista de la actualidad. Escribe en MUNDIARIO.

Los barones del PSOE adscritos a la andaluza Susana Díaz no sólo han abandonado a Pedro Sánchez. También han dejado de lado a uno de los suyos: el presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional de PSOE, Emiliano García-Page, quien había dicho aquella de que los socialistas pueden "no solo cerrar filas sino presentar la candidatura más potente que puedan imaginar".

Lejos de confiar en su criterio político, los otros barones del PSOE le tienen pánico a unas terceras elecciones y basan precisamente en eso su apoyo a la investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy.

De poco ha servido que Page avisase al PP y a su líder Mariano Rajoy de que "si lo que busca es frívolamente, obscenamente, no solo terceras elecciones sino romper al PSOE" que sepa que los socialistas pueden "no solo cerrar filas sino presentar la candidatura más potente que puedan imaginar". Claro que aquel aviso de Page poco le duró a él mismo: unos días después de tanto cacarear, el propio presidente de Castilla-La Mancha se mostraba convencido de que el Comité Federal del PSOE aprobará el próximo día 23 por "mayoría holgada" una fórmula que evite terceras elecciones.