Buscar

La oposición declara que Maduro ha abandonado el cargo y apura elecciones

Con 106 votos a favor, el Organismo Legislativo aprobó la noción que puede abrir las puertas para que formalmente se abra un nuevo proceso electoral en el país.

La oposición declara que Maduro ha abandonado el cargo y apura elecciones
Fachada de la Asamblea Nacional de Venezuela.
Fachada de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

Por medio de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, la oposición proclamó el lunes el "abandono del cargo" por parte del presidente Nicolás Maduro y demandó que se convocaran nuevas elecciones de inmediato. La noción fue respalda por 106 diputados de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y se dio in extremis puesto que, de acuerdo a la Constitución actual en el país, solo hasta este lunes la falta absoluta del jefe de Estado implicaría una convocatoria a elecciones para encontrar su reemplazo.

Hoy, 10 de enero de 2017, dan inicio los dos últimos años del actual periodo constitucional, y de acuerdo al artículo 233 de la carta magna, la falta del presidente debe ser suplida por "el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva hasta completar el período constitucional" en enero 2019. Maduro nombró como su segundo a Tarek El Aissami, un representante del ala más dura del chavismo.

Aunque lo cierto es que no se espera que la declaración de resultado material, aparte de poner sal en la herida que tiene Venezuela por su alarmante crisis institucional. Desde septiembre del año pasado, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a las órdenes del chavismo, había declarado "en desacato" al Parlamento, controlado casi en su totalidad por la MUD. El mismo Supremo declaró que la destitución del presidente está "al margen de las atribuciones constitucionales" del Legislativo.

Sin hacer caso a la exhortación del Organismo Judicial, pero sin olvidar el atasco institucional que impide hacer prácticas sus decisiones, los líderes de la oposición que impulsaron el pronunciamiento parlamentario volvieron a llamar a sus seguidores a tomar las calles del país. "Solamente con el pueblo en la calle exigiendo su derecho a elegir, de forma organizada, cívica, pacífica e irreverente, se logrará restituir la Constitución y hacer cumplir la declaratorio del abandono del cargo", dijo Freddy Guevara, vicepresidente de la AN, quien de paso advirtió a los militares que no se atrevan "a contener al pueblo".

La noción de la oposición, que se puede considerar un simple gesto, es también una advertencia de que el descanso navideño ha terminado oficialmente y que este año el campo político vuelve a su particular Guerra Fría. De hecho, la declaratoria generó divisiones entre los mismos miembros de la MUD pues no todos votaron a favor de ella. Pese a que la AN había acordado imputar a Maduro la "responsabilidad política" de la crisis en diciembre pasado, no contaba con la potestad legal de abrir un juicio al presidente. Cuando el Gobierno avisó que no se echaría atrás, mediante su control del organismo electoral, romper la convocatoria de un referendo revocatorio, y que usó la mesa de diálogo extendida por el Vaticano y Unasur solo para ganar tiempo, los sectores más radicales de la MUD empezaron a presionar para activar la declaración del "abandono del cargo" antes de que se agotara el plazo constitucional para convocar a comicios nuevos como solución para elegir a un nuevo mandatario.

"Abandono del cargo" es una figura promovida en el artículo 232 de la Constitución, aprobada por el mismísimo Hugo Chávez en 1999. No obstante, para que pudiera ser aplicada en la situación actual, la figura del "abandono" debió ser interpretada como una especie de metáfora. "El Gobierno de Nicolás Maduro es totalmente fallido y forajido", declaró Henry Ramos Allup, expresidente de la Asamblea, asimilando así la pretendida falta del presidente a un incumplimiento de sus deberes constitucionales. "La declaración del abandono es la solución a la crisis", remachó. El trato aprobado ayer acusa a Maduro de haber abandonado el principio de supremacía constitucional, el principio del Estado Democrático de Derecho y de Justicia, así como las funciones constitucionales inherentes al cargo de Presidente de la República" con su proceder reciente.

División en la oposición

Las filas de la oposición se abrieron en torno a la última decisión de sus abogados. Los legisladores del partido Avanzada Progresista (AP) se abstuvieron de votar pues consideraban la noción como "ineficaz".

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea, una reconocida ONG) también cargó contra la medida. "Es una interpretación forzada de la Constitución que agravará el debilitamiento de la institucionalidad democrática en nuestro país", comunicó. @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT