Buscar

Obama sugiere a Trump "dejar de lloriquear" sobre manipulación y conspiraciones

El presidente Barack Obama, ha dicho este martes que las aseveraciones de Donald Trump en cuanto a que las elecciones están manipuladas hacen un daño tremendo al país. 

Obama sugiere a Trump "dejar de lloriquear" sobre manipulación y conspiraciones
Barack Obama. / Getty images
Barack Obama. / Getty images

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO.

Donald Trump, y sus escasos aliados, han estado manifestando quejas constantes en cuanto a que el sistema de elección de Estados Unidos está "manipulado". Curiosamente los amargos reclamos de Trump se dejan escuchar justo después de dos debates presidenciales en los que el magnate no ha lucido, y luego de que las acusaciones en su contra por diferentes temas como evasión fiscal o acoso, llegan a la campaña como el pan de cada día. 

Aún así Donald ha instando a sus partidarios a mantener un monitoreo feroz sobre los centros de votación para identificar a los votantes potencialmente no aptos que intenten emitir el sufragio. Para otras personas como el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el milésimo nivel retórico por el que ha optado Trump en la campaña es nocivo para la democracia del país, ya que se está cuestionando uno de los sistemas políticos más estables del planeta. 

"¿Empiezas a lloriquear antes de que esto termine? No se basa en hechos", ha dicho un molesto Obama durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca. "Ninguna persona seria pueda sugerir de alguna manera que uno podría amañar las elecciones en Estados Unidos. Una forma de debilitar a EE.UU. y hacerlo menos grande es si uno comienza a traicionar esas tradiciones estadounidenses básicas que han sido bipartidistas y que han ayudado a mantener unida a esta democracia desde hace ya más de dos siglos", concluyó el Presidente.

Para Obama este no es el tipo de liderazgo que un candidato debería mostrar, ya que cuando las cosas van saliendo mal, es más fácil culpar a los demás. Varios funcionarios y gobernadores republicanos han descalificado también las declaraciones de Trump que intentan ensuciar al sistema estadounidense. No parece probable que Trump abandone el estilo quejumbroso que lo caracteriza, ya que incluso él se calificó como un llorón en una entrevista de 2015, "Me quejo porque quiero ganar y no me hace feliz no ganar, y yo soy un llorón y me sigo quejando hasta que gano", dijo Trump en aquella ocasión.