Buscar

La nueva estrategia de campaña de Merkel es evitar la confrontación

La perspectiva es que los alemanes no quieren más confrontación, y que ahora desean un debate sano. La canciller ha tomado nota.

La nueva estrategia de campaña de Merkel es evitar la confrontación
Angela Merkel. / Facebook.
Angela Merkel. / Facebook.

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Para entender la estrategia de campaña de Angela Merkel, no hace falta más que dar un vistazo a los anuncios que ha sacado su campaña: "Disfruta el verano ahora, y toma la decisión correcta en el otoño", dice uno de ellos a los votantes, representando a una joven soñadora en un prado.

Después de que la canciller conservadora regrese de sus vacaciones de tres semanas el viernes, su objetivo principal es asegurar que el tramo final de la campaña hasta las elecciones del 24 de septiembre permanezca tranquilo. O como dijo un funcionario de la Unión Demócrata Cristiana, "Si todo permanece como está ahora, cualquier movimiento será demasiado movimiento".

A falta de más de seis semanas para que Alemania vote por un nuevo parlamento, los conservadores de Merkel aparecen cómodamente en las encuestas con más del 40 por ciento. Su principal rival, el expresidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, tiene poco que mostrar durante las tres semanas que pasó en la campaña mientras Merkel estaba disfrutando de una caminata en los Alpes italianos.

A pesar de correr de los hogares de retiro a las fábricas, los socialdemócratas de Schulz continúan apareciendo por debajo del 25 por ciento, más de 15 puntos porcentuales detrás de Merkel. La estrategia de Merkel, que ha ayudado a la canciller a ser reelegida dos veces, es evitar la confrontación, con la seguridad de que sus partidarios votarán en su favor, a diferencia de los votantes de otros partidos que necesitan ser movilizados en exceso.

Los demócrata-cristianos creen que su electorado relativamente próspero responde mejor a promesas específicas como la creación del pleno empleo para 2025, o la reducción de los impuestos sobre la renta, que a los intentos de Schulz de provocar acalorados debates de campaña. Y así parece que Merkel se acerca a un nuevo mandato sin mayores esfuerzos.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política