Buscar

Testimonios indican que no solo Temer recibió dinero por sobornos, Lula y Rouseff también

Los testigos detallaron que realizaron pagos por 154 millones de dólares con la intención de ganar contratos, obtener créditos y por la resolución de pleitos judiciales.

Testimonios indican que no solo Temer recibió dinero por sobornos, Lula y Rouseff también
Michael Temer, Dilma Rouseff y Lula Da Silva. / RRSS
Michael Temer, Dilma Rouseff y Lula Da Silva. / RRSS

Firma

Theodoraskis Morales

Theodoraskis Morales

Periodista egresado de la Universidad Católica Santa Rosa (Caracas). Mención: Impreso. Reportero en el diario Ciudad CCS (Venezuela). Escribe en MUNDIARIO.

Siguen los escándalos por corrupción en Brasil. Este viernes el Supremo Tribunal Federal de ese país dio a conocer testimonios que incriminan al presidente Michael Temer, a Luiz Inácio Lula Da Silva y a Dilma Rouseff por recibir millones de dólares por sobornos. Estas investigaciones también suponen un duro golpe a los movimientos de izquierdas del gigante de Sudamérica, pues en días pasados gritaban a viva voz la salida del actual mandatario brasileño por corrupto.

Señala la agencia de noticias Reuters, que las declaraciones, hechas públicas por el Supremo Tribunal Federal son de ejecutivos del mayor procesador de carne del mundo y generan serias dudas sobre la capacidad de Temer, un conservador que asumió el año pasado tras un juicio político a la expresidenta Dilma Rousseff, para mantenerse en la presidencia.

Destaca la agencia internacional, que el Supremo Tribunal brasileño dijo que aprobó una investigación sobre Temer por “corrupción y obstrucción a la justicia”. Las revelaciones provinieron de testimonios de los ejecutivos de JBS SA, un procesador de productos cárnicos que creció rápidamente gracias a préstamos baratos del banco estatal de desarrollo durante los 13 años de gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y Rousseff con el Partido de los Trabajadores.

Los ejecutivos afirmaron que realizaron pagos ilegales por 500 millones de reales (unos 154 millones de dólares) a políticos y burócratas en los últimos años a cambio de ganar contratos, obtener créditos económicos por parte de bancos estatales y la resolución de disputas impositivas y otras con el Gobierno.

"Este es fácilmente el peor momento en Brasil desde el retorno a la democracia", dijo Claudio Couto, cientista político de la Fundación Getulio Vargas.

Este caso de corrupción es el más importante que se conoce en las tierras brasileñas y salpica a todas las clases políticas (izquierda y derecha) de esa nación.