Buscar

La muerte de Fidel Castro pone en duda el deshielo de las relaciones entre EE UU y Cuba

Tras la desaparición del líder histórico de la Revolución Cubana, la incógnita se sumerge en el proceso de restablecimiento de lazos diplomáticos que EE UU había empezado, bajo la administración de Obama, con Cuba y que podría cambiar con la llegada de Trump.

La muerte de Fidel Castro pone en duda el deshielo de las relaciones entre EE UU y Cuba
Raúl Castro y Barack Obama. /Twitter
Raúl Castro y Barack Obama. /Twitter

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario.

Este viernes 25 de noviembre, el gestor de la Revolución Cubana, Fidel Castro, falleció a los 90 años. El último líder comunista del mundo fue el primero que se enfrentó a EE UU en 1959, lo que generó el embargo económico de esta nación por el ‘carácter socialista’ que le iba a enfocar a su revolución. De esta manera, Cuba tuvo un bloqueo político y económico hasta el 2015, cuando Barack Obama decidió restablecer los lazos diplomáticos, en lo que constituyó un gesto histórico para el mundo.

Sin embargo, tras el fallecimiento de Fidel Castro, la incertidumbre sí se seguirá el proceso de descongelar las relaciones bilaterales entre EE UU y Cuba, se ha instalado. Inclusive, por el hecho de que el republicano Donald Trump ganó las elecciones, pues, como se sabe, el magnate tiene posturas nada dialogantes. Precisamente, se podría pensar que existe desconfianza de que el nuevo mandatario electo cumpla sus promesas con la inclusión en su equipo de figuras prominentes del lobby proembargo a La Habana como Mauricio Clever-Carone.

Cabe destacar que, antes del sorpresivo fallecimiento de Castro, los medios de comunicación de Cuba habían resaltado la normalización de las relaciones diplomáticas con EE UU. Pero, como se había analizado antes, con la llegada de Trump y sus ya conocidas posturas nada dialogantes. ¿Los cubanos y norteamericanos volverán a tener lazos de confraternidad?