Buscar

May revela su plan conservador para el Brexit en caso de ganar las elecciones

La primera ministra británica estableció el jueves una serie de estrictas líneas para el Brexit en un manifiesto electoral conservador dirigido directamente a la clase trabajadora de Gran Bretaña.

May revela su plan conservador para el Brexit en caso de ganar las elecciones
Theresa May. / RRSS
Theresa May. / RRSS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Theresa May, ha establecido una serie de estrictas líneas rojas respecto al Brexit en un manifiesto electoral conservador, que está dirigido directamente a la clase trabajadora de Reino Unido, y que mueve al partido más allá del legado de Margaret Thatcher.

Desvelando el plan 2017 del partido para el gobierno, May confirmó que Reino Unido dejaría el mercado único europeo y la unión aduanera, e impondría controles muy estrictos de inmigración a los ciudadanos de la Unión Europea después de consumado el Brexit. El manifiesto para las elecciones generales del 8 de junio también reitera la insistencia de la primera ministra de que un mal acuerdo de Brexit para Gran Bretaña es peor que ningún trato en absoluto, y se compromete a una revisión de las leyes de derechos humanos del Reino Unido después de salir de la UE.

Sin embargo, el manifiesto también promete alcanzar una "solución justa de los derechos y obligaciones de Gran Bretaña como estado miembro que va de salida", aunque no menciona el Tribunal de Justicia Europeo.

El manifiesto de 84 páginas, revelado en Halifax, West Yorkshire, es la más clara exposición del "mayismo", un conservadurismo obrero que critica abiertamente el "culto del individualismo" y la globalización, con reglas más estrictas sobre las absorciones de empresas extranjeras y la inmigración, además de amplios compromisos para redistribuir la riqueza de Londres y el sureste a otras partes del país.

También hay promesas de eliminar la falta de vivienda, aumentar el salario mínimo nacional, y dar a las familias que luchan con las deudas "espacio para respirar" para que sus finanzas estén en orden. La primera ministra May declinó encarecidamente caracterizarse  a sí misma como Thatcherista, y rechazó con cólera cualquier descripción de su nuevo actuar como un "mayismo embrionario", algo que no ha podido evitar.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política