Buscar

Mariano Rajoy podría declarar en el caso Gürtel entre el 27 y 28 de julio

El presidente de Gobierno ha comunicado ya las dos fechas tentativas para prestar su declaración para que la misma no afecte sus actividades de rigor.

Mariano Rajoy podría declarar en el caso Gürtel entre el 27 y 28 de julio
Mariano Rajoy durante la asamblea de la CEOE. / Twitter.
Mariano Rajoy durante la asamblea de la CEOE. / Twitter.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

Mariano Rajoy ha enviado una solicitud para que su declaración como testigo en el juicio del caso Gürtel se haga a finales de julio. El presidente pretende que la fecha puntual sea entre el 26 o 27 de de ese mes. En las últimas semanas, el Partido Popular había solicitado que esta presentación se hiciera mediante una videoconferencia.

Mediante un documento enviado a la Audiencia Nacional, al que tuvo acceso Efe, la secretaria general de la Presidencia del Gobierno, María Rosario Pablos, presenta las dos fechas mencionadas como las "más adecuadas" por la agenda del presidente del país. El tribunal exigió al Ejecutivo que confirmase precisamente las fechas más convenientes para que Rajoy prestara su declaración, todo con la intención de que no se alterase su agenda.

El tema de la declaración de Rajoy en este juicio ha abierto una caja de Pandora sobre el Ejecutivo. De entrada, los abogados del PP llegaron a decir que este llamamiento no es "ni pertinente" ni tampoco "necesario" pues puede perturbar el ejercicio de las funciones presidenciales. Pese a que el equipo de abogados de los conservadores contó con el apoyo de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, dos de los tres jueces del tribunal votaron a favor de llamarle. En ese punto, el partido pidió que la declaración fuese mediante una video llamada pues "no quedaron definidas las condiciones específicas" para la misma.

Y el problema empezó a agranderse. Posterior al llamado a Rajoy, Unidos Podemos avisó que presentaría una moción de censura contra el presidente. La medida despertó el rechazo generalizado del Congreso, pero el partido parece dispuesto a mantener su iniciativa pese a las pocas chances que tiene de trascender y superar los filtros de ley. Como sea, los problemas se le han ido acumulando al PP, inclusive a nivel territorial, donde sufrió tras la caída de Pedro Antonio Sánchez en Murcia y los escándalos de esta semana por el involucramiento de Cristina Cifuentes en las redes de financiación ilegal del partido en Madrid.