Buscar

¿Por qué Jerusalén es una ciudad tan polémica y disputada?

Donald Trump anunció que trasladará la embajada de EE UU hasta la ciudad santa en donde se reúnen las tres religiones principales del mundo: judaísmo, musulmán y cristianismo. Mientras, las tensiones entre palestinos e israelíes aumenta.

¿Por qué Jerusalén es una ciudad tan polémica y disputada?
Donald Trump, presidente de EE UU. / RR SS.
Donald Trump, presidente de EE UU. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Además de ser la tierra en donde se practican y se respetan las tres principales religiones del mundo (judaísmo, islamismo y cristianismo), Jerusalén es una tierra que tanto palestinos como israelís se disputan actualmente. Desde 1980, Israel proclamó a Jerusalén como su capital, y casi en seguida, Palestina declaró a la parte Este como la sede de su Estado, desde entonces, ninguna gran potencia había reconocido ningún reclamo… hasta la llegada de Trump a la Casa Blanca.

“Esta decisión es una decisión lamentable que Francia no aprueba y que va en contra de la ley internacional y todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, declaró Emmanuel Macron, presidente de esa nación.

Arabia Saudita expresó que la decisión “tendrá un impacto nocivo en el proceso de paz” entre Israel y Palestina; algo similar expresó Jordania, además, de advertir sobre “consecuencias graves”.

 

Pero… ¿por qué?

Ehud Barak, exprimer ministro israelí, Yasser Arafat, expresidente palestino, y Bill Clinto, expresidente de EE UU. RR SS

Ehud Barak, exprimer ministro israelí, Yasser Arafat, expresidente palestino, y Bill Clinton, expresidente de EE UU. / RR SS

 

Para entender la polémica que nos ha regalado Trump para estas navidades, debemos ir al pasado. Como ya mencionamos, Jerusalén es la cuna de las tres grandes religiones monoteístas del mundo en donde se han reunido judíos, cristianos y musulmanes para hacer valer sus sentidos religiosos y expresar sus respetos. No es un secreto que las distintas religiones y la falta de respeto que la humanidad se profesado por siglos, fue un talante que convirtió a Jerusalén en un lugar muy disputado.

Entonces, desde muchos años, la ciudad ha sido un motivo de disputa y ni la ONU ha logrado que las partes lleguen a un acuerdo. Finalmente en 1948, la ciudad se terminó dividiendo en dos partes Jerusalén este, para los árabes; y Jerusalén oeste, de Israel.

Con la división, se dieron cuenta que Jordania se había quedado con la ciudad vieja y los lugares sagrados, hasta que en 1967, Israel se hizo con todo el control luego de la Guerra de los Seis Días. Para evitar los días de guerras y bajar las tensiones, el parlamento israelí aprobó una ley especial que determinaba que para estos lugares sagrados, se le permitiría el acceso a los fieles independientemente de su religión.

Sin embargo, las diputas han seguido durante años, llegando a ser los últimos los más problemáticos gracias a las continuas provocaciones de Israel que ha llegado a crear asentamientos en el lugar que son considerados como ilegales.

Un momento en que se llegó a pensar que podría llegarse a un acuerdo compartido y pacifico, fue en 1993 con los Acuerdos de Oslo, en donde ambas naciones expresaron su disposición para avanzar en los acuerdos. Dicho esto, en 2000 y bajo la tutela de Bill Clinton, los entonces dirigentes de ambas naciones ,Yasser Arafat y Ehud Barak se reunieron y hablaron sobre el estatus de Jerusalén. Pero finalmente, nunca llegaron a un acuerdo satisfactorio por ambas partes.

En fin, Trump ya lo ha hecho y conociendo su humor de ‘machito’ será muy poco probable que decida arrepentirse. Mientras, dos naciones muy lejanas a EE UU ven como la disputa de hace siglos está alcanzado su punto más peligroso. @mundiario