Buscar

Jared Kushner, yerno de Trump, será su asesor presidencial: ¿es ético?

En EE UU existe una ley anti-nepotismo que prohíbe a cualquier funcionario público promover a parientes, además hay normas éticas que impiden a funcionarios de gobierno beneficiarse de negocios.

Jared Kushner, yerno de Trump, será su asesor presidencial: ¿es ético?
Jared Kushner.
Jared Kushner.

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario.

Hace pocos días, MUNDIARIO publicaba un artículo sobre el verdadero y eficaz secreto detrás de la victoria electoral de Donald Trump, es decir, Jared Kushner. Este comparte con Donald Trump dos pasiones, una su hija Ivanka, con la cual está casado, y la otra es el negocio de los bienes raíces. Kushner es el meticuloso administrador de un imperio familiar de bienes inmuebles en los Estados Unidos. Con 35 años ya se codea con muchos de los líderes más influyentes de los Estados Unidos incluso antes de susurrar al oído del ahora Presidente más importante de planeta.

Esta semana se ha sabido que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó que sumará a su equipo de la Casa Blanca a su yerno, Jared Kushner, que actuará como asesor senior de la Presidencia. Kushner "será un miembro valioso de mi equipo cuando haga funcionar y ejecute mi ambiciosa agenda, colocando al pueblo estadounidense en primer lugar", afirmó Trump en un comunicado en el que se recoge este nombramiento.

El comunicado destacó el papel que tuvo Kushner en la campaña electoral que culminó con los comicios del 8 de noviembre y dijo que su participación "fue instrumental para formular y ejecutar la estrategia" que llevó a la victoria a Trump en esos comicios.

 

¿Nepotismo?

Este nombramiento plantea dudas sobre si se trata de nepotismo o si hay conflicto de intereses.

En EE UU existe una ley anti-nepotismo que prohíbe a cualquier funcionario público promover a parientes "a una posición civil en la agencia en que está sirviendo o sobre la cual ejerce jurisdicción o control". ¿Se trataría por tanto de una ley No aplicable para puestos en la Casa Blanca? Miembros del equipo de Trump así lo argumentan al decir que la norma se refiere a "agencias" gubernamentales.

Por otro lado, en EE UU hay además normas éticas que impiden a funcionarios de gobierno beneficiarse de negocios. Esto también es importante, ya que Kushner, un judío ortodoxo que ha estado políticamente más cerca de los demócratas que de los republicanos, pertenece a una familia con vastos intereses y negocios inmobiliarios.

Kushner ya tiene previsto renunciar a los cargos gerenciales que asumió en sus compañías, incluida la dirección ejecutiva de Kushner Companies, la edición en The Observer y las posiciones en otras organizaciones. Por tanto, se desprenderá de “un número significativo” de sus activos para cumplir con los requisitos que imponen las reglas éticas del gobierno.