Buscar

Inquietud en el PP por la actitud del presidente del Puerto de A Coruña

La preocupación, que ya alcanza a la Xunta de Galicia y al Gobierno de España, se incrementó tras haber sido consultados anteriores cargos populares en la gestión portuaria y marítima. Casi todos ellos cargaron las tintas contra la gestión beligerante de Enrique Losada.

Inquietud en el PP por la actitud del presidente del Puerto de A Coruña
Enrique Losada.
Enrique Losada.

Firma

José Luis Gómez

José Luis Gómez

Fundador y editor de MUNDIARIO, también es columnista de la agencia Europa Press. Tertuliano de TVG y Radio Galega, colabora en La Región. Dirigió Capital, Xornal y La Voz de Galicia. Ex director editorial de Grupo Zeta. Autor del libro 'Cómo salir de esta'. Twitter: @J_L_Gomez

Si bien la aprobación de una serie de mociones del Ayuntamiento de A Coruña no tendrá ningún efecto legal, en el PP hay inquietud por la actitud política del presidente del Puerto de A Coruña, Enrique Losada. Su empeño por privatizar el complejo de la Solana y el Hotel Finisterre, sin llegar a acuerdos con el Ayuntamiento y en contra de la opinión generalizada de la sociedad coruñesa, así como algunas de sus reacciones, generan al PP una situación de incomodidad máxima.

Esta preocupación, que ya alcanza a la Xunta de Galicia y al Gobierno de España, se incrementó tras haber sido consultados anteriores cargos populares en la gestión portuaria y marítima. La mayor parte de ellos cargaron las tintas contra la actitud y gestión beligerante del presidente del puerto de A Coruña.

A ello se han unido los pésimos resultados obtenidos en estos últimos años, al no haber logrado recuperar los cifras de tráficos de antes de la crisis. Enrique Losada no ha mejorado la presencia de operadores marítimos ni ha podido convertirse en el trampolín de desarrollo económico de la zona, como se había prometido por parte del PP, que usó el argumento como estrategia política.

En la Xunta de Galicia la preocupación es doble. A su presidente, Alberto Núñez Feijóo, que también lo es del PP de Galicia, le inquieta la forma de gestionar las privatizaciones en marcha y la mala imagen proyectada en la opinión pública, a pesar del apoyo de algunos medios –firmantes de convenios publicitarios– a Enrique Losada. Asimismo, en la Xunta de Galicia hay más preocupaciones. La razón es que el Puerto de A Coruña no ha logrado aprovechar su condición de puerto nodal, declaración obtenida durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero, y que podría alimentar muchas iniciativas económicas de gran calado. Sin embargo, Losada solo cosecha fracasos, como la pérdida de la instalación de Pemex y el fiasco de las inversiones chinas.

La última cifra expuesta en las estadísticas de Puertos del Estado referida al tráfico de contenedores es demoledora. El puerto de A Coruña ocupa la penúltima posición de las 28 autoridades portuarias en tráficos de contenedores. Sólo ha registrado 212 Teus, y sólo supera a Avilés, que no tiene ninguno. Está a años luz de los 4,3 millones de Teus de los puertos de Algeciras o Valencia pero también está lejos de los 536.000 Teus de Bilbao; de los 170.000 Teus de Vigo y de los 58.000 Teus de Gijón, tres puertos competidores del litoral atlántico-cantábrico.

Desde el PP también se sigue con especial atención un artículo titulado Intereses particulares de empresarios avisados están en connivencia con autoridades de A Coruña, publicado en MUNDIARIO. En ese texto se advierte de que el uso inteligente del espacio portuario liberado, base de cualquier operación de crecimiento económico de la ciudad, no puede delegarse en el interés particular de empresarios avisados en connivencia con las autoridades. @J_L_Gomez